Edición testing
11 de agosto de 2020, 9:35:49
Katalejo


La excesiva maquinaria del poder chavista tiene problemas

Por Orlando Zamora

Por Orlando Zamora.- Hay algo claro en el escenario. Aunque se perfeccione el mecanismo de la maquinaria del poder que incluye al aparato de gobierno, a las UBCH, instituciones centrales confiscadas y hasta la dirección partidizada de la Fuerza Armada, el resto de la Nación sucumbe estruendosamente: instituciones, economía, unidad integral que reactive todo, el sentido de país plural perdido, ausencia de libertades, y hasta la fe.


Hay algo claro en el escenario. Aunque se perfeccione el mecanismo de la maquinaria del poder que incluye al aparato de gobierno, a las UBCH, instituciones centrales confiscadas y hasta la dirección partidizada de la Fuerza Armada, el resto de la Nación sucumbe estruendosamente: instituciones, economía, unidad integral que reactive todo, el sentido de país plural perdido, ausencia de libertades, y hasta la fe.

Evaluar tanto al régimen como su maquinaria en estos tiempos es muy importante para neutralizarlos con éxito. Lo básico ahora es esto: ya no hay pueblo detrás del proceso, pero sí mucho más poder hegemónico que antes, el autoritarismo lo posibilita en cantidad.

Regulan la lucha por el poder y justifican una sola manera de actuar y pensar. Dependiente tanto de un partido o una casta militar. En Venezuela se combinan ambos

En Venezuela, maquinaria y régimen son complementarios. Esto hace difícil y compleja la lucha. Que amerita inteligencia, claridad y armas democráticos sin atajos ni azar. Esto no significa “dosificar” ninguna forma de lucha; ni la huelga general ni las que se desprendan de esta o inclusive algunas alternas, siempre, por supuesto, en la ruta democrática. El triunfo se alcanza enarbolando la democracia.

La lucha amplia es por la paz al tiempo de acceder al poder, el terreno lo pone quien se resista a ello. Hitler siempre antes de disparar en cada invasión habló de Paz y él mismo provocó la violencia que lo derrocó.

En Venezuela se consolidó un régimen autoritario. Es un sistema de dominación que obedece a sus propias reglas, alejadas del disenso natural. Regulan la lucha por el poder y justifican una sola manera de actuar y pensar. Dependiente tanto de un partido o una casta militar. En Venezuela se combinan ambos.

Maquinaria es la organización del ejercicio del poder, sus hombres, sus UBCH presentes en repartos de comida, votos o combates callejeros. Parte esencial de la burocracia reemplaza la debilidad funcional del partido rojo, hegemoniza las comunicaciones. La publicidad entendida como la difusión exclusiva de los intereses oficiales es de calidad ejemplar.

Aquí la publicidad gubernamental es básicamente televisiva, cadenas, imágenes de cartón, vallas o virtuales. De 17 señales de TV, el PSUV tiene 9 a su servicio y 4 más afines.

Pero la mentira televisiva ya no les funciona como antes. La guerra económica les pertenece, la culpa no es de terceros. Es de ellos que han producido la escasez, y controlan las divisas de PDVSA, y son responsables de la distribución de la gasolina, también escasa, y manejan el efectivo editado por ellos, el exceso de bolívares digitales salidos del BCV, y el desguace de las empresas públicas.

Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  konzapata.com