Edición testing
23 de octubre de 2019, 11:58:26
Katalejo


La maquinaria roja chavista se afloja en varios frentes

Por Orlando Zamora

Por Orlando Zamora.- El Ejército es más capitalista que nunca. Luce uniformes de ocasión o de gala que no mostrarían los cubanos, chinos ni norcoreanos. Los oficiales tienen un apresto de gerentes empresariales como jamás tuvieron antes. Dirigen las empresas más quebradas del país y eso tiene un costo a nivel de prestigio institucional.


Aunque madruguen con una constitución impuesta que procure la eternidad del régimen, y jueguen al miedo de toda una sociedad y que pretendan que se inmovilice o se entregue sin pelear, el chavismo no puede ocultar los problemas humanos y materiales derivados de la más grande emigración producida en América del Sur. El régimen está acorralado por los juicios políticos y los tribunales internacionales que lo acechan.

Los lamentos del canciller Jorge Arreaza en los debates producidos en Naciones Unidas, colocando al Gobierno como el más despiadadamente atacado en el mundo, sólo exhiben una profunda debilidad.

La proclama guerrera del general jefe del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada, Remigio Ceballos, al recordar que China, Rusia, Turquía y Cuba acompañan a Venezuela, denotan la debilidad en sus propias fuerzas.

El parloteo acusador de Diosdado Cabello señalando: “Ramírez tú no te fuiste limpio de aquí no me provoques”. Ratifica por enésima vez que el robo al erario público lo encabezan los ministros y los más relucientes líderes de la revolución.

La proclama guerrera del general jefe del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada, Remigio Ceballos, al recordar que China, Rusia, Turquía y Cuba acompañan a Venezuela, denotan la debilidad en sus propias fuerzas.

El paraíso social y humano que reina en el país descrito por Nicolás Maduro en su alocución en las Naciones Unidas, no convenció a nadie que lea noticias en cualquier idioma. Es el mayor disimulo de la verdad, sólo ignorado por los escasos aliados. Y este fue el único punto indirectamente a favor de la antes todopoderosa maquinaria roja en el campo internacional.

El Ejército es más capitalista que nunca. Luce uniformes de ocasión o de gala que no mostrarían los cubanos, chinos ni norcoreanos. Los oficiales tienen un apresto de gerentes empresariales como jamás tuvieron antes. Dirigen las empresas más quebradas del país y eso tiene un costo a nivel de prestigio institucional. Una inmensa cantidad de sus integrantes desea rescatarlas de esa condición y proyectarlas, tal como indica la Constitución.

Los militares quieren que sus hijos estudien en los Estados Unidos. Para asegurar el futuro de sus vidas no aspiran para nada la adoración militarista norcoreana de la única dinastía comunista de la historia, la del abuelo que cede el trono al hijo y este al nieto.

El rol partidista de la mayoría que dirige la Fuerza Armada corroe las bases institucionales. Los programas de opinión en la emisora FANBTV son una extensión de la publicitaria e informativa política que favorece a un solo partido.

Hay muchas dudas y sombras sobre el dinero fresco chino, sobre el tipo de cambio equilibrado, la recuperación económica, la promesa de no emitir dinero inorgánico, disciplinar el gasto superfluo, la capacidad y preparación de los actuales gobernantes. Las encuestas y opiniones mayoritarias determinan que los últimos no son parte del problema sino el problema.

En Venezuela ahora es que vienen las más grandes contradicciones de clases y ponen más que en vigenca los sueños por siempre frustrados. Siguen intactos los sueños. La revolución nada hizo por la pobreza, la desigualdad, el hambre. No hizo nada por acabar con los privilegios y la corrupción, la continuidad en el poder, el militarismo, la represión.

Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  konzapata.com