Edición testing
7 de diciembre de 2019, 13:05:25
Kolumnistas


La data de la economía venezolana es un agujero negro

Por Juan Antonio Avellaneda

Por Juan Antonio Avellaneda.- La oportuna y veraz información financiera-económica en un país es la piedra fundamental para planificar políticas públicas que ayuden a mejorar el bienestar de la sociedad. Con data precisa y creíble se puede obtener dinero en los mercados financieros, se pueden diseñar medidas económicas que ayuden al crecimiento de la producción nacional y alcanzar diversos objetivos.


Venezuela sufre en este aspecto el momento más oscuro de su historia económica. El silencio de la data. No la hay. No la aporta el Banco Central de Venezuela. No dice nada respecto a Inflación, Producto Interno Bruto y Balanza de Pagos. También es palpable la desinformación por parte del Instituto Nacional de Estadísticas sobre el desempleo.No se publican las estadísticas mineras sobre explotación del oro entre otros minerales. Todo lo anterior hace hoy casi imposible saber los números reales de la economía venezolana.

Solo del sector petrolero por sus características y gracias a la OPEP se obtiene una data más o menos clara de nuestra producción y exportaciones de crudo. Sin embargo PDVSA sigue siendo una caja negra que no publica estados financieros desde 2017.

El ejemplo de Pakistán puede marcar el futuro de Venezuela porque dentro de las muchas tareas de un nuevo gobierno, esta debe ser primordial, sacar a Venezuela de ese agujero negro de la data económica

Sin saber a ciencia cierta el Producto Interno Bruto (tamaño de la economía), inflación, desempleo, balanza de pagos, balance de deuda externa con China y Rusia, balance de deuda con proveedores, entre otros números, es difícil para los mercados financieros y el mundo económico mundial opinar y aconsejar a Venezuela sobre economía.

Ya la semana pasada lo decíamos en El Chavismo borra a Venezuela de las cifras mundiales

Y comentaba algunos de los motivos de este “apagón” de la data, de la información económica en Venezuela que llevó al Banco Mundial a crear categorías especiales para Sudamérica sin nuestro país.

Este semana en la reunión del Fondo Monetario Internacional en Indonesia, sucedió algo que puede indicar hacia dónde va Venezuela. Pakistán está solicitando ayuda al FMI. La fuerte carga de deuda externa con vencimientos a corto plazo llevó a este país a asiático a recurrir al FMI por un crédito. El multilateral le respondió a Pakistán que antes de cualquier transacción debe esclarecer la verdadera situación crediticia del país.

Pakistán, igual que Venezuela, ha recibido mucha ayuda de China y Rusia en términos bastante opacos y el FMI antes de cualquier transacción pide esclarecer estos préstamos. El nuevo gobierno pakistaní se ha puesto como primera prioridad ofrecer tanto a los mercados financieros como al FMI lo antes posible un informe claro y preciso de su data económica incluyendo todos esos préstamos chinos y rusos que recibieron en el pasado.

El chavismo borra a Venezuela hasta de las cifras mundiales

Hugo Chávez decía que la oposición era la nada. De tanto repetirlo se terminó cumpliendo la sentencia aunque de otra manera.

Leer más

Digo que el ejemplo de Pakistán puede marcar el futuro de Venezuela porque dentro de las muchas tareas de un nuevo gobierno, esta debe ser primordial, sacar a Venezuela de ese agujero negro de la data económica y así poderelaborar diagnósticos acertados sobre políticas públicas que saquen al país de esta crisis que está padeciendo.

En esa misma reunión del FMI, se mostraron proyecciones del 2019. Una data que habla por sí misma.

Países con mayor decrecimiento económico:

Venezuela -5%.

Sudán del Sur -4,6%

Irán -3,6%

Guinea Ecuatorial -2,6%

Sudán -1,9%

Países con mayor inflación:

Venezuela 10.000.000%

Sudán del Sur 92,7%

Sudán 56,8%

Irán 27,7%

Liberia 22%.

Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  konzapata.com