Edición testing
26 de septiembre de 2020, 23:43:09
Katalejo


Lo que los asesores chinos no pueden entender del socialismo chavista

Por Orlando Zamora

Por Orlando Zamora.- Se confirma día tras día: mientras el chavismo esté en el poder en Venezuela no habrá recuperación económica. Por el contrario, la agudización de la crisis se hará aún más inhumana y cruel. Hasta en un simple foro de economía con técnicos chinos esto quedó en evidencia.


Wilmar Castro Soteldo, Tareck El Aissami y otros altos funcionarios del Poder Ejecutivo preguntaron muchas cosas a expertos chinos en un taller de formación económica, buscando tal vez mágicas respuestas que ayudaran a que funcione el socialismo chavista hundido entre controles, maniobras, engaños salariales, petros y dinero inorgánico en abundancia.

Pensarían los dirigentes de la economía nacional. Ellos, los chinos, lo han logrado y porqué nosotros no. En qué habremos fallado. Es entonces cuando surgen en los micrófonos interrogantes como estas.

La actitud de extravío político-económico de quienes dirigen la economía no pudo ser mayor. No es lógico demandar respuestas “socialistas añejas” de un país que abrazó definitivamente al capitalismo.

¿Cómo implementaron ustedes sus mecanismos de controles para lograr el éxito? ¿Es posible que ustedes acepten intercambiar bolívares y yuanes con nosotros? O la pregunta no televisada de El Aissami ¿Qué recomendarían para mejorar nuestro esquema cambiario?

La actitud de extravío político-económico de quienes dirigen la economía no pudo ser mayor. No es lógico demandar respuestas “socialistas añejas” de un país que abrazó definitivamente al capitalismo, manteniendo incluso relaciones de producción en algunos casos muy cercanas al extinto capitalismo salvaje del Siglo XVIII.

La respuesta no pudo tener más aproximación al concepto eterno de mercado. “En China el 90% de las empresas son privadas, el Gobierno no puede hacer un buen control de ellas, se usa un sistema de incentivos o acicate para una mayor eficiencia, para elevar la producción y eficiencia y puedan ganar más. Desarrolla políticas industriales de asistencia y subsidios que desarrollan más su rapidez”.

El redescubrimiento de la economía capitalista, mixta o de mercado, por parte de China, Rusia, Vietnam, nunca fue entendida bien por Fidel Castro y menos aún por los chavistas venezolanos.

El socialismo chavista en ruinas

Qué inhumano resulta hoy ignorar, por ejemplo, un letrero exhibido este sábado en la Plaza Capuchinos de Caracas. “Estoy enterrando a mi madre, ayúdenme”.

El escenario es el desmoronamiento de las medidas económicas anunciadas por Nicolás Maduro el 20 de agosto.

Cómo detener un tipo de cambio próximo ya a los 300 soberanos. Cómo asimilar al llamado salario mínimo que “Ahora es de Todos”. Cómo entender el colapso total de los servicios de transporte, aseo, luz, gas, internet, sistemas de pagos. Pasa todo esto y el modelo mantiene los esquemas marxistas de hace 160 años.Tareck El Aissami no es un alumno aventajado en economía / Twitter: @NTN24ve

Muy cómodo pensar en socialismo mientras la tarifa del transporte urbano sube en un 300%. Que en Sabana Grande de 1400 comercios, 400 permanezcan cerrados.

Que el Centro Comercial Sambil de La Candelaria sea un cementerio de mercados muertos. Fue cerrado bajo el argumento de que “habría mucho tránsito en la zona”. Así lo indicó Hugo Chávez, cuando debió construir un elevado que duplicara la conexión de las vías entre el Oeste y Este de Caracas. Chávez no tenía ni pizca idea del rol modernizador del Estado.

Pareciera que no sacude el interior de cualquier funcionario chavista que PDVSA, la ex quinta industria petrolera del mundo, segundo exportador mundial entre el 1948 y 1956, al hacerse socialista y chavista, roja y rojita, haya sido sepultada.

Este lunes, los organismos de control añorados por Wilmar Castro, tomaron un centro comercial entre las esquinas de Misericordia y Miguelacho en La Candelaria.

Socialismo a lo chavista

El socialismo es una de las mentiras históricas más grandes. La mayor experiencia populista y destructora del mundo.

El gobierno chavista empleó para reconocerse socialista (el más rotundo fracaso en la historia del socialismo marxista) la cifra de 1,3 billones de dólares petroleros.

No conforme con ello dilapidó tres veces más ese volumen pero materializado en billones de bolívares. Bolívares de los de antes. Fuertes de verdad. Producto de la más descomunal recaudación impositiva jamás vista en la Nación.

Como esto fue insuficiente para lograr que 30 millones de venezolanos se hicieran hombres nuevos, el país se endeudó adicionalmente en más de 150.000 millones de dólares.

Y esto no alcanzó para ejecutar la única experiencia socialista empeñada en demostrar “que esta sí será exitosa,después de 46 intentos desde la Comuna de París en 1871 hasta el vuelco chino y el de Vietnam.

No dejemos de mencionar el intento final de salvar el sueño de Hugo Chávez elevando la liquidez monetaria (Billetes emitidos, más depósitos en el BCV y en el sistema bancario) entre 2011 y 2018. La cifra es de 156.000 millones de soberanos. Es decir, en bolívares fuertes 15.600.000.000.000.000. O simplemente 15 billardos (17 cifras).

Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  konzapata.com