Edición testing
4 de abril de 2020, 4:00:11
KonDinero


Cómo la Bolsa de Caracas resiste la peor crisis de Venezuela

Por KonZapata

Por Redacción.- Carta de fin de año. Carta de felices pascuas. Y no tan felices. Por el tono de la carta que quedará como expresión, documento de una época. Es la carta que la presidencia de la Bolsa de Valores de Caracas dirige a los accionistas.


La carta es puntual: "Se acerca el fin de un año signado por la peor crisis experimentada en Venezuela en toda su historia republicana, fuera de las épocas de guerra".

La carta es global: "Una crisis general que abarca todos los aspectos sociales, políticos, de salud, de infraestructura, los principios morales y económicos de la república".

La carta es de resistencia: "Estamos aquí no porque este trabajo sea fácil, estamos aquí conociendo que nuestro trabajo es realmente difícil. Enfrentar y vencer los retos a diario y a medida que se presentan ha sido nuestro cotidiano acontecer".

La carta es precisa: "La mayor caída del PIB, la mayor devaluación de la moneda, la mayor pérdida del poder adquisitivo, variables que habrían sacado de contienda a cualquier actor del mercado, distinto a nuestros miembros, porque como es usual nuestros miembros poseen la capacidad de adelantarse y adaptarse a las situaciones que se plantean por más adversas que sean".

La carta es ilustrativa: "De continuar la dirección del país por el mismo camino recorrido hasta ahora, lo que se avizora el próximo año tampoco es promisor, al contrario, se prevé una mayor inflación calculada en tres o más dígitos semanales sumado a un mayor colapso y racionamiento de los servicios públicos".

La carta es de resistencia: "Estamos aquí no porque este trabajo sea fácil, estamos aquí conociendo que nuestro trabajo es realmente difícil. Enfrentar y vencer los retos a diario y a medida que se presentan ha sido nuestro cotidiano acontecer".

La carta es de esperanza: "Sabemos que estos problemas no son eternos y que con una labor eficiente, realizada con voluntad, fe y optimismo, saldremos de esta coyuntura tan adversa que hoy se nos presenta".

La carta es ejemplar: "En la BVC damos ejemplo al país de una organización establecida que practica los principios básicos de cualquier negocio, orden, transparencia y seguridad, sobre todo en el negocio bursátil. Estos logros son la suma de todos los factores que hacen vida en este escenario para instaurar el ordenamiento de un mercado, auto-regulado y confiable para el público inversionista".

La carta es persistente: "Nos hemos acercado a nuestros accionistas, miembros y empresas emisoras para obtener entendimientos fundamentales de participación de doble vía. Hemos realizado la transición y asentado este nuevo rol de empresa emisora y empresa regulada donde se hace mercado. Nuestro principal logro ha sido generar confianza en la operación bursátil y administrar con transparencia, informando veraz y oportunamente".

La carta es de futuro: "Recuerden que el valor de la BVC descansa en la confianza depositada por el público inversionista en sus miembros como intermediarios del mercado y en la liquidación de las operaciones en los términos en las cuales fueron pactadas. Hoy podemos decir que se puede contar con la BVC para el desarrollo esperado del país".

Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  konzapata.com