Edición testing
16 de septiembre de 2019, 0:23:53
KonDinero


Guía práctica de lo que pasó con la deuda venezolana en 2018

Por Antulio Moya

Por Antulio Moya (@Rendivalores).- 2018 fue el año de la profundización de la crisis de la deuda venezolana: se acumularon 8.869 millones de dólares en pagos vencidos de capital e intereses correspondientes a 14 bonossoberanos, ocho bonos PDVSA y el Elecar 18. El único título que actualmente no se encuentra en default es el PDVSA 2020.


A finales de 2017 comenzó una ola de impagos de bonos venezolanos que tomó dimensiones preocupantes el año que recién acaba de concluir. 2018 inició con una tensa calma por parte de los inversionistas, tras los anuncios de restructuración de la deuda realizados por el gobierno de Nicolás Maduro en noviembre de 2017. Sin embargo, la situación cambió cuando pasó el tiempo sin que se produjeran las negociaciones para la restructuración de la deuda ni nuevos pronunciamientos por parte del Ejecutivo. Esto fue agotando paulatinamente la paciencia de los acreedores, quienes realizaron una serie de demandas a finales del año. Ya con bonos en default.

Tanto el Gobierno como PDVSA apuntaban al bloqueo de Euroclear y Clearstream para intermediar títulos venezolanos como la causa por la cual no podían cumplir con sus compromisos. Sin embargo, este argumento cayó por su propio peso cuando se concretó el pago de los cupones del bono PDVSA 2020 el pasado 27 de abril.

¿Qué pasó con la deuda soberana?

A pesar del silencio del Gobierno acerca del default de los 14 bonos soberanos, las acciones legales comenzaron a gestarse solo a finales de año. Fue así como el pasado 6 de diciembre 5 fondos de inversión estadounidenses se coordinaron para demandar el pago de 1.500 millones de dólares correspondientes al bono Venz 34. Acción que iniciaron ante el organismo custodio de dicha acreencia, el Bank of New York Mellon, debido a que el gobierno venezolano incumplió con el desembolso de los 140 millones dólares que debió cancelar este año por concepto de intereses.

El año pasado, el Gobierno debía cancelar un total de 5.078 millones de dólares correspondientes a 14 bonos soberanos. Sin embargo, no se reportó el pago de ninguno de ellos. Asimismo, en abril se venció el periodo de gracia de los bonos que se habían dejado de honrar a finales de 2017.

A pesar del silencio del Gobierno acerca del default de los 14 bonos soberanos, las acciones legales comenzaron a gestarse solo a finales de año.

Fue así como el pasado 6 de diciembre 5 fondos de inversión estadounidenses se coordinaron para demandar el pago de 1.500 millones de dólares correspondientes al bono Venz 34. Acción que iniciaron ante el organismo custodio de dicha acreencia, el Bank of New York Mellon, debido a que el gobierno venezolano incumplió con el desembolso de los 140 millones dólares que debió cancelar este año por concepto de intereses.

La demanda sobre el Venz 34 provocó reacciones similares por parte de otros acreedores. A mediados de diciembre, una firma llamada Casa Express Corp exigió ante la Corte del Distrito Sur Nueva York la cancelación de 34 millones de dólares por el impago del Bono Venz 18 (13,625%) que venció en agosto.

¿Qué pasó con la deuda de PDVSA?

De los 2.941 millones de dólares que la petrolera estatal debía cancelar en el año, sólo cumplió con 1.057 millones de dólares -correspondientes al bono PDVSA 2020-. Con dicho pago se desmentía la hipótesis de que los intermediarios financieros (Euroclear y Clearstream) estaban bloqueados para trabajar con bonos venezolanos.

Al cancelar el bono PDVSA 2020 a tiempo, la petrolera venezolana cumplió con su objetivo de proteger su activo más preciado en el extranjero: Citgo Petroleum Corporation. No obstante, 2018 fue un año agitado para la compañía debido a la cantidad de acciones legales que se ejecutaron en su contra.

Para PDVSA, la cuestión de cara al futuro no radica solo en la magnitud de la deuda acumulada, sino en su capacidad financiera para afrontar en los próximos meses las potenciales nuevas demandas –y las viejas también- y así proteger sus activos. Empresas como Crystallex, ConocoPhillips y Rusoro le generarán más de un dolor de cabeza a la petrolera estatal durante este 2019.

No pagar la deuda puede ser una postura del gobierno...

Leer más

El Bono Elecar 18

El 10 abril se venció el bono Elecar 18, de la antigua La Electricidad de Caracas. Desde 2017, dicho bono había sido señalado como altamente vulnerable a entrar en default por la firma Standard & Poors.

En noviembre, se reportó que los acreedores del Elecar 18 también se organizaban para exigir el pago de los 677 millones de dólares adeudados. Sin embargo, todavía no se ha presentado una demanda concreta un algún tribunal internacional.

¿Qué esperar para 2019?

Para este año que recién comienza está programado un desembolso de 8.975 millones de dólares por concepto de deuda venezolana. El mes de octubre concentra la mayor parte de este monto, debido al vencimiento del Venz 19 y la amortización del PDVSA 2020.

El escenario más probable apunta a la continuación del impago de los 23 bonos venezolanos que actualmente se encuentran en default, debido a la incapacidad financiera del gobierno de afrontar un desembolso tan grande, tomando en cuenta la caída en la producción y exportación petrolera local y el deterioro de los precios del hidrocarburo en el mercado internacional. Además, carecería de sentido pagar a tiempo la deuda del 2019 sin antes cancelar el monto acumulado de 8.869 millones de dólares que se arrastra desde 2017.

Muy probablemente se cumpla con el desembolso de 985 millones de dólares por concepto de amortización y cupones del bono PVDSA 2020, debido a su importancia estratégica al estar respaldado por el 50,1% de las acciones de Citgo.

En ese escenario, se prevé que la cantidad de demandas presentadas contra Venezuela y PDVSA se multipliquen con el pasar de los meses, ya que los acreedores tratarán de evitar quedarse atrás al momento de reclamar activos nacionales o la recuperación de sus inversiones. Por lo que en medio de la incertidumbre que vive el país, lo único cierto es que en 2019 se perfila la profundización de la crisis de deuda venezolana.

No olvides poner el enlace a la imagen y a "Leer más"

Leer más
Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  konzapata.com