Edición testing
20 de septiembre de 2019, 5:38:17
Hemeroteka


Guerra de nervios en el puente que decidirá la pugna Guaidó-Maduro

Por Daniel Gómez

Daniel Gómez (ALN).- El Puente Internacional Tienditas representa esperanza. De los venezolanos que ansían ayuda humanitaria. También simboliza crueldad. De un régimen que mira por sí mismo, y no por un pueblo que muere de hambre. Literalmente. Además, el puente se erige como un escenario para la historia. El que decida la pugna Guaidó-Maduro. Ya comienza la cuenta atrás. Ya la ayuda descansa en la frontera.


El puente que separa la ciudad colombiana de Cúcuta del pueblito venezolano de Tienditas es, en este instante, el punto de más tensión política en el planeta. Más incluso que el paralelo 38 que separa las dos Coreas. Más que la Franja de Gaza. Y más que la frontera entre México y Estados Unidos.

Sobre este puente de siete carriles de asfalto desgastado por el sol, 280 metros de largo, un puente que nunca se inauguró, que construyeron dos enemigos, que hasta hace unos días estaba abandonado, se libra toda una guerra de nervios

Siga leyendo esta información en ALnavio.com

Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  konzapata.com