Edición testing
23 de agosto de 2019, 3:13:30
Poderómetro


Guaidó prepara el terreno de la fase definitiva del cambio en Venezuela

Por Orlando Zamora

Por Orlando Zamora @periodistajcz.- Discurso corto pero efectivo. Respuestas claras y precisas. Interacción con la gente. Juan Guiadó reafirma una hoja de ruta y llama a los ciudadanos a tener confianza en sí mismos en el proceso que lleva adelante. El mismo habla con confianza. El mismo tiene ese tono de quien está seguro de lo que hace.


En medio del tercer apagón nacional, Juan Guaidó, Presidente Encargado de Venezuela, ofreció una entusiasta y concurrida rueda de prensa en la casa seccional de Acción Democrática ubicada en la parroquia El Paraíso de Caracas. Lo hizo en el Oeste de Caracas, y desde esta sede de AD, lo cual es emblemático. Y allí estuvo rodeado por la dirigencia de los partidos, con lo cual se envía un mensaje de unidad al país.

También se dirigió a decenas de medios de comunicación y al público presente, difundiendo un plan de acciones inmediatas, el cual deberá ser impulsado desde la base misma de la sociedad para ponerle punto final a la permanencia de Nicolás Maduro en el poder. Es la Operación Libertad.

Dijo que la gente no debe guardar su protesta frente al desastre eléctrico y el resto de los malos servicios públicos, al contrario debe manifestarse.

Otra novedad importante es que la “Operación Libertad”, buscará arrancar desde 30 o 40 barrios, los más importantes de Caracas y con la participación de las regiones del interior, para impedir así la acción represiva de los colectivos armados, a los cuales nadie ya les teme dijo y preguntó ¿Ustedes tienen miedo? La gente respondió con un rotundo ¡No! Aprovechó el Presidente Guaidó para exigirle a los miembros de la Fuerza Armada que reaccionen como se los piden sus familiares y cercanos, que cumplan su rol constitucional de detener la destrucción del país, el caos de los servicios, la represión, tortura, la presencia extranjera de cubanos y ahora rusos, en planes intervencionistas, distintos a la cooperación solicitada por él de ayuda humanitaria a muchas naciones amigas.

Convocó para este sábado 30 protestas a la largo y ancho del país. En cada región los ciudadanos deben hacerse sentir y organizarse para masivas movilizaciones durante el mes de abril.

Todo con miras a desembocar en la gigantesca “Operación Libertad”. Que contempla diversas formas de acciones en barrios, de trabajadores públicos y de todos aquellos sectores opuestos a la destrucción ocasionada por las mafias que secuestran el poder. La resume como la mayor experiencia de presión jamás vista en Venezuela.

Lo novedoso de sus anuncios es que hace hincapié en la planificación sistemática de las próximas movilizaciones, incluyendo un ensayo general de las mismas el día 6 de abril. Exhortó a la creación de Comités de Ayuda y Libertad en todo el país.

No rehuyó el tema de la aplicación del artículo 187 numeral 11, de la Constitución, al reiterar que todas las opciones disponibles para lograr el cambio están abiertas, dependiendo del momento y circunstancias oportunas. Dijo: Ese proceso pasa por la “la construcción de capacidades para evitar la frustración”. Demandó paciencia-activa en este sentido.

Otra novedad importante es que la “Operación Libertad”, buscará arrancar desde 30 o 40 barrios, los más importantes de Caracas y con la participación de las regiones del interior, para impedir así la acción represiva de los colectivos armados, a los cuales nadie ya les teme dijo y preguntó ¿Ustedes tienen miedo? La gente respondió con un rotundo ¡No!

Aprovechó el Presidente Guaidó para exigirle a los miembros de la Fuerza Armada que reaccionen como se los piden sus familiares y cercanos, que cumplan su rol constitucional de detener la destrucción del país, el caos de los servicios, la represión, tortura, la presencia extranjera de cubanos y ahora rusos, en planes intervencionistas, distintos a la cooperación solicitada por él de ayuda humanitaria a muchas naciones amigas.

Incluso le solicitó a la Fuerza Armada y a los cuerpos policiales frenar a los grupos armados irregularmente por el chavismo, que tratan de detener el reclamo popular. Instó a los militares a unirse con los que luchan por restablecer la democracia.

Comentó Guaidó que viajando desde Caracas a la ciudad El Tigre en Anzoátegui, contó 22 puntos de control militarizados y agregó que el 95% de esos efectivos quieren un cambio en el rumbo del país.

El caos eléctrico de Corpoelec abarca a toda la Nación...

Leer más

En cuanto al tiempo para alcanzar la meta final, expresó que él era el más interesado, por su familia, el país, los presos, por los que ”morirán hoy por hambre y por falta de tratamiento de diálisis”, que sea lo más rápido posible. Pero, los tiempos demandan a actuar con inteligencia y la astucia, recordando así el cuento de Antonio Arraiz Tío Tigre y Tío Conejo.

“Lograr la libertad de Venezuela es responsabilidad de todo el pueblo” insistió con fuerza. “Yo solo no puedo hacerlo”. “Eso de inmolarnos no existe”. Pidió “confianza en ustedes mismos”.

Guaidó respondió preguntas de los periodistas. Habló del acercamiento al Coricom y que confía en que se logren cambios en las posiciones diplomáticas de algunos de los países que integran este bloque del Caribe.

De los envíos petroleros a Cuba dijo que se estaba cumpliendo en un 75% la sanción impuesta, ya que las fases de aseguramiento y de transporte de los cargueros con destino hacia esa nación han mermado ante las amenazas de EE.UU., de sancionar a las empresas infractoras de la medida. Falta intervenir en el despacho desde los muelles venezolanos controlados por PDVSA.

Fue una rápida rueda de prensa, combinada con las opiniones del público asistente, a veces contrario a que Guaidó revelara con sus respuestas ciertos detalles o se le escapara algún secreto que ayudaran al régimen de Maduro.

Así cuando se interrogó a Guaidó para que adelantara nombres de su posible gabinete ministerial, la gente hizo comop José Cortés de Madariaga en 1810: le señalaban, con la misma seña del dedo negativo, que no hiciera revelación alguna.

Juan Guaidó, entonces, respondió: “Cuando tengamos el control del Poder Ejecutivo lo informaremos”, recordó que sólo nombraron embajadores luego de tener el dominio pleno de las sedes diplomáticas.

Solicitó paciencia, expresó que el control pleno de activos es un hecho, por ejemplo, el Paraguay ratificó su deuda financiera de trescientos millones de dólares y que la honrará siempre y cuando esos recursos los reciba el gobierno provisional. El optimismo late y se siente sobre las cavernas del poder. La popularidad y arrastre de Guaidó son indudables.

Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  konzapata.com