Edición testing
14 de octubre de 2019, 3:15:40
Konfidenciales


¿Será que Maduro quiere negociar con el FMI?

Por José Manuel Rotondaro

Por José Manuel Rotondaro.- Nada en la esfera gubernamental ocurre al azar. Con la misma opacidad con la que en 2016 el BCV suspendió la publicación de las estadísticas económicas, las reanuda sin indicar por qué. ¿Qué pasó?


Las causas para tomar la decisión del BCV de no publicar estadísticas siguen en pie:

No entregarle municiones al enemigo.

Esperar que pase la crisis.

La información debe quedar para consumo exclusivo del gobierno.

Tampoco han salido del BCV quienes impusieron la restricción, en particular Sohail Hernández, miembro de su directorio y Primera Vicepresidenta encargada.

¿Por qué entonces el cambio de política?

Claro, es altamente improbable que una negociación con el FMI puede siquiera iniciarse sin el visto bueno de Washington. Pero puede estar en marcha una jugada en varios tableros que desemboque en una aceptación de los Estados Unidos a que el FMI apoye financieramente a Venezuela.

Con una administración a la que se están acabando los cartuchos en su peculiar “guerra económica”, y en el contexto de las conversaciones en las que Noruega está jugando un papel de mediador, no cabe descartar que Nicolás Maduro y su equipo estén llegando a la conclusión de que es necesario preparar el terreno para un eventual pedido de asistencia financiera al Fondo Monetario Internacional.

Todo indica que el oxígeno financiero que le queda a Maduro se está agotando y las fuentes de auxilio como Rusia y China estarían renuentes a seguir financiado a un régimen que pareciera pender de un hilo.

¿Es absurdo pensar en una negociación con el FMI?

No sería la primera vez que un gobierno que ha sostenido que no caerá en las “horcas caudinas” de la entidad multilateral termine claudicando y aceptando la ‘intromisión’ del FMI en sus decisiones económicas. A pesar de los insultos proferidos y las acusaciones de complicidad con los ‘golpistas’ de 2002, la necesidad financiera puede estar obligando a Maduro a dar ese paso.

Lo mismo le acaba de ocurrir al actual Primer Ministro de Pakistán, quien había jurado no volver más a pedir asistencia al FMI, contando con la ayuda económica de Arabia Saudita y las inversiones de China.

Pero cuando la gestión económica de un gobierno es pésima, la paciencia de los socios comerciales, por intereses geopolíticos, tiene un límite.

¿Cerramos el BCV? La pregunta del titular no es retórica ni...

Leer más

Claro, es altamente improbable que una negociación con el FMI puede siquiera iniciarse sin el visto bueno de Washington. Pero puede estar en marcha una jugada en varios tableros que desemboque en una aceptación de los Estados Unidos a que el FMI apoye financieramente a Venezuela.

Los tiempos del FMI son bastante lentos y es probable que su directiva quiera ir adelantado tareas para estar en capacidad de aprobar e implementar un programa de asistencia financiera al poco tiempo de que ocurra un cambio político o de políticas.

Es importante tener en cuenta que antes de iniciar cualquier acción concreta, el FMI exigirá información actualizada y de calidad. La publicación de las estadísticas por el BCV es un paso en esa dirección. El próximo puede ser la visita de una misión del Fondo a Caracas para analizar la situación económica. Este tipo de visitas no tiene que estar ligada a una negociación concreta pues forma parte de las actividades periódicas del FMI. Sólo que en el caso de Venezuela no se han podido realizar en más de 15 años por la negativa de los gobiernos de Hugo Chávez y Maduro.

Como un ejercicio quizás anticipado pero necesario hay...

Leer más

Otro factor que debe tomarse en cuenta es que en el FMI están presentes Rusia y China, aunque sin el poder de voto de los Estados Unidos. Igualmente la representación oficial de Venezuela se mantiene en el ministro de Finanzas y el presidente del BCV, lo cual no es tan sencillo de modificar como se hizo en el caso del Banco Interamericano de Desarrollo.

Para el bien de los venezolanos, ojalá la acción del BCV sea el inicio de un proceso de normalización de la gestión económica.

Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  konzapata.com