Edición testing
18 de julio de 2019, 11:37:08
Konfidenciales


Cuba se salió con la suya: No hay solución a la crisis en Venezuela sino se consulta a La Habana

Por Juan Carlos Zapata

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Cuba lo logró. Se metieron a fondo y ahora son parte de la solución de la crisis en Venezuela. Hugo Chávez los involucró, hasta el punto de que fueron decisivos en la elección de Nicolás Maduro como sucesor, y esta es una deuda que Maduro paga y tiene que seguir pagando. Ahora Cuba está en la jugada. Y sabe jugar.


El poder de La Habana aprovecha el momento. Su influencia. Lo decisivo que es en Caracas en la toma de decisiones. El poder de La Habana acostumbra a enviar mensajes incondicionales de solidaridad hacia Maduro de este tenor: Que apoyan la revolución y la unión cívico militar del pueblo venezolano. El foco queda establecido. Cuba apunta hacia la Fuerza Armada. No la suelta ni en los mensajes ni en la realidad. De hecho, el general Hugo Carvajal, ex jefe de Inteligencia de Hugo Chávez, es quien ha dicho que para controlar a la Fuerza Armada, hay que anular a Cuba, al espionaje cubano.

¿En manos de quién se pondría Maduro en caso de una negociación internacional? ¿En quién confiaría Maduro? Por estos días de diálogo y negociaciones se ha hablado de otra secreta, de más alto nivel, en la que se estaría discutiendo no el mecanismo electoral, sino las garantías de retirada de Maduro y los grupos que controlan el poder en Caracas, en el supuesto de que se fuera a elecciones y el chavismo-madurismo saliera derrotado. Un experto en negociaciones dijo a KonZapata: Por allí es que hay que partir. Por lo más alto. Una vez acordado el esquema de garantías se va a la carpintería.

Ahora Cuba recibe de Canadá el mensaje. Que puede jugar un papel clave en la solución de la crisis. Ahora aparece en Suecia. Reporta la agencia AP que en esa cumbre de diplomáticos cuyo tema es la crisis de Venezuela, allí está Cuba. Nada más este jueves, en Madrid, los ex cancilleres de Argentina y México, Susana Malcorra y Jorge Castañeda, enfatizaron sobre el rol que puede jugar La Habana. Que tiene que ser parte de la solución, que no puede convertirse en un obstáculo, y que hay “que convencer y presionar a La Habana para que coopere y no sea un obstáculo”, dijo Castañeda. Los gobiernos de América Latina tampoco esconden esta realidad. El México oficial de Andrés Manuel López Obrador también se inclina por el papel de Cuba. Y de ello está consciente el Grupo de Lima. De hecho, la posición de Canadá apunta en ese sentido.

Cuba viene jugando este mismo juego desde que en La Habana reina el castrismo. Se hacen parte del problema –tanto en conflictos guerrilleros como en situaciones de crisis- para ser tomados en cuenta. Por ello, están ahí. Y están en Venezuela, y el mundo les compra la jugada, la operación, y el poder castrista, siempre exponiendo una supuesta moral, una supuesta ética, un supuesto discurso, de paz, de cooperación, del socialismo y la revolución, de un mundo mejor.

Así que Cuba no es Nicaragua ni tampoco Bolivia. Maduro no escucha a Daniel Ortega ni a Evo Morales. De hecho, Morales ha intentado que Maduro envíe señales y gestos de mayor apertura, pero este no le ha prestado atención, comentan en círculos diplomáticos.

¿En manos de quién se pondría Maduro en caso de una negociación internacional? ¿En quién confiaría Maduro? Por estos días de diálogo y negociaciones se ha hablado de otra secreta, de más alto nivel, en la que se estaría discutiendo no el mecanismo electoral, sino las garantías de retirada de Maduro y los grupos que controlan el poder en Caracas, en el supuesto de que se fuera a elecciones y el chavismo-madurismo saliera derrotado. Un experto en negociaciones dijo a KonZapata: Por allí es que hay que partir. Por lo más alto. Una vez acordado el esquema de garantías se va a la carpintería.

En esa negociación, estaría Cuba. Es La Habana la que puede avanzar en este sentido. Porque defender las garantías de Maduro es una manera de defender su propia posición, que es política y es económica, lo cual involucra el suministro petrolero. La Habana cuenta, además, con la fortaleza que le confiere la alianza con Rusia. Porque Rusia es aliada de Maduro y también de Cuba.

¿Cómo fue la operación que montó a Maduro en el...

Leer más

De modo que la apuesta de Hugo Chávez y Fidel Castro se ha hecho realidad. Ambos poderes, y ambos países, son parte de un mismo problema y una misma solución. Ya se verá a La Habana en todos estas mesas de negociación. Maestros en el asunto, jugarán la carta que les corresponde, y no hay que pensar, como dicen, que terminarán vendiendo a Maduro. Se peca de ingenuo si se piensa esto. No lo han hecho hasta ahora, ni lo harán. Ambos poderes tienen mucho que perder, y que ganar, si marchan juntos en una misma dirección, con Rusia al lado.

Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  konzapata.com