Edición testing
10 de diciembre de 2019, 6:06:55
Kolumnistas


Este semestre que comienza hoy puede definir el futuro de Venezuela

Por Juan Antonio Avellaneda

Por Juan Antonio Avellaneda.- El semestre que comienza hoy es quizá el más importante en la historia moderna de Venezuela. Varios eventos se desarrollaran en este periodo. Eventos que marcarán el futuro del país.


Este 2019 abrió con poco optimismo de cambio y futuro. Pero el fenómeno de Juan Guaidó en enero abrió una agenda de eventos y sentimientos inesperados. Desde el 23 de enero cuando fue juramentado hasta el día de hoy han ocurrido básicamente tres hechos importantes:

El reconocimiento internacional de más de 50 países.

Problemas internos en la Fuerza Armada, como quedó demostrado el 30 de abril.

El apoyo incondicional de la administración de Donald Trump

Hay dos factores políticos y dos económicos que pueden marcar esta nueva e inesperada agenda de Juan Guaidó. Esto va a ocurrir en este semestre.

En el campo económico estos son los dos puntos clave:

Segundo, el 27 de octubre se deben pagar 913 millones del bono PDVSA 2020. Ya se sabe que NicolásMaduro no tiene intención de hacerlo y para Juan Guaidó parece imposible hacer este pago. La consecuencia sería la perdida de Citgo casi inmediata por la forma como está estructurado el bono. Por este hecho, tanto la directiva Ad Hoc de PDVSA, como el embajador de Guaidó en los Estados Unidos, Carlos Vechio, están buscando maneras de proteger Citgo, el activo fuera de PDVSA más importante de Venezuela. Uniendo estos dos escenarios y que su desenlace no sea positivo, Venezuela puede estar ennoviembre de este año sin Citgo ni presencia de empresas norteamericanas petroleras en el país.

Primero, el 27 de julio vencen las licencias especiales de operación en Venezuela para Chevron, Schlumberger, Hallliburton, Baker & Hughes y Weatherford otorgadas por la Casa Blanca. Ese día la administración Trump debe tomar una decisión trascendental. Si extiende las licencias podría ser visto como “blando” dado que sigue autorizando a empresas norteamericanas a operar en Venezuela a pesar de las sanciones. Pero si no extiende las mismas, tal como esperan los mercados, esas empresas deberán cesar operaciones y salir del país en un corto periodo de tiempo, lo que significaría por primera vez en la historia petrolera venezolana, desde 1914, que no existiría presencia de los Estados Unidos en los campos petroleros, pues aunque en 1974 se nacionalizó la industria, las empresas de servicio norteamericanas siguieron operando para PDVSA. La salida de Chevron significaría también la salida de la empresa occidental con más presencia en la Faja del Orinoco, para muchos analistas de darse este escenario se vería una influencia rusa mayor en el sector petrolero.

Segundo, el 27 de octubre se deben pagar 913 millones del bono PDVSA 2020. Ya se sabe que NicolásMaduro no tiene intención de hacerlo y para Juan Guaidó parece imposible hacer este pago. La consecuencia sería la perdida de Citgo casi inmediata por la forma como está estructurado el bono. Por este hecho, tanto la directiva Ad Hoc de PDVSA, como el embajador de Guaidó en los Estados Unidos, Carlos Vechio, están buscando maneras de proteger Citgo, el activo fuera de PDVSA más importante de Venezuela. Uniendo estos dos escenarios y que su desenlace no sea positivo, Venezuela puede estar ennoviembre de este año sin Citgo ni presencia de empresas norteamericanas petroleras en el país.

Desde el punto de vista político estos son los dos puntos clave:

Primero, el 5 de Julio, tradicionalmente fecha de ascensos militares, cambios en el Ministerio de Defensa. Luego del fallido alzamiento militar del pasado 30 de Abril, quedó en evidencia una Fuerza Armada con fracturas y con muchas intrigas en su interior. La supuesta participación del ministro Vladimir Padrino López en la mega conspiración ha sido tema de análisis diario. La pregunta que viene y que puede ser clave es ¿hará Maduro cambios profundos en el ámbito militar? ¿Habrá un nuevo ministro de Defensa? La respuesta a estas interrogantes arrojará una perspectiva de qué tan sólido se encuentra Nicolas Maduro en el mundo militar.

El equipo de Juan Guaidó responsablemente salvó a Citgo...

Leer más

Segundo, fin de año. De no haber ningún cambio, la oposición venezolana se encuentra quizá en su mayor disyuntiva histórica. Como se sabe los partidos políticos llegaron a un acuerdo de rotación de la Presidencia de la Asamblea Nacional de acuerdo a la votación obtenida en las elecciones de 2015. AD comandó en2016, PJ, en 2017, UNT en 2018 y VP este 2019 de la mano de Juan Guaido. Técnicamente en 2020 la Presidencia de la AN sería para las otras fuerzas opositoras. Y este, además, es el último año de este periodo parlamentario. El fenómeno Juan Guido comanda todas las encuestas lo que pone a la dirigencia opositora a pensar si extienden o no el mandato. ¿Qué hará la oposición?

Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  konzapata.com