Edición testing
14 de octubre de 2019, 2:40:30
Poderómetro


Un Maduro pobre, aislado y vigilado no podrá seguir mintiendo a la ONU sobre derechos humanos

Por Juan Carlos Zapata

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Hubo un tiempo que al canciller Maduro le salían muy bien las cosas. Entonces tenía a Hugo Chávez. Y contaba con Fidel Castro. Pero sobre todo, tenía mucho dinero. Así, la Cancillería de Caracas era una maquinaria de iniciativas, pero también de manipulaciones, y engaños.


Esa oficina que hoy preside Michelle Bachelet, estuvo engañada por años. La vigilancia sobre los derechos humanos en Venezuela data de hace más de una década. Sólo que los gobiernos de Hugo Chávez se negaban a suministrar información, o la que aportaban al organismo, era parcial, llena de mentiras. El mundo aún le creía a Chávez. Chávez contaba con apoyos en el mundo. Y el canciller Nicolás Maduro andaba pregonando una realidad que no era. En Venezuela, ya se restringía la libertad de expresión, ya se criminalizaba a la oposición, ya se perseguía, ya se inhabilitaba políticos opositores, ya había presos políticos, y otros tenían que huir del país. No se diga de la situación de las cárceles, del estado de violencia. La no separación de poderes era un hecho. Por lo demás, ya la crisis eléctrica había comenzado. Ya asomaba la escasez de alimentos, y a pesar de ello, Hugo Chávez obtenía de la FAO y el PNUD índices de un país que lo suplía todo y altos índices en desarrollo humano, y había informes que hablaban de Venezuela como el país más feliz del planeta Tierra.

Y aun así, el gobierno no dejaba que entraran las misiones técnicas de la ONU a mirar, a observar, la situación de los derechos humanos. Una fuente de la propia Cancillería en Caracas, señaló al diario ALnavío, que el informe Bachelet hay que entenderlo dentro de ese contexto. Al tiempo que el informe expone la verdad, había una necesidad de evaluar a Venezuela. Sacar a flote la verdad. Y descontarse tantos años de mentira.

Siga leyendo esta información en ALnavío.com

Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  konzapata.com