Edición testing
21 de octubre de 2019, 12:20:24
Katalejo


Esta es la importancia política de las sanciones impuestas por Donald Trump

Por Orlando Zamora

Por Orlando Zamora (KonZ).- El aparataje institucional controlado por el chavismo reclama medidas severas contra quienes defiendan las sanciones impuestas por “el imperio” a la revolución. El régimen quiere tapar por esta vía su aislamiento internacional y achacar males y desastres diversos al presidente Donald Trump. Sataniza y persigue a quienes expliquen el contexto completo de las medidas adoptadas Estados Unidos y otros países.


El grupo de medidas persuade a las empresas relacionadas con los Estados Unidos a no negociar con el régimen de Nicolás Maduro hasta que éste acepte la viabilidad de la alternancia del poder que usurpa.

La Orden del Ejecutiva de Donald Trump no se inserta en un bloqueo físico directo a la Nación. Hasta contempla 13 nuevas licencias (excepciones) y la revisión de otra docena de licencias generales.

Al arrinconar a quienes brinden otra visión de las llamadas sanciones internacionales, el régimen de Nicolás Maduro pretende minimizar su verdadero impacto político, exagerando los posibles efectos económicos sobre la población.

Muchos hechos muestran lo contrario. El régimen busca perpetuarse. Se abandona la negociación. Se incluyen milicias en la estructura de la Guardia Nacional Bolivariana. El grupo de Diosdado Cabello se muestra cada vez más radicalizado. Es notoria la resistencia al cambio de poder de los sectores castristas dentro de la Fuerza Armada. Sigue la represión. Sigue la persecución contra los diputados de la Asamblea Nacional.

En realidad, los extensos menús de medidas adoptadas desde el principio del 2018 provienen de países tanto americanos como europeos.

El escalamiento de las sanciones desde hace unos 20 meses contra funcionarios del régimen se extendió a las acciones diplomáticas, financieras y económicas al prohibir EEUU cualquier tipo de transacciones con la administración de Nicolás Maduro, a excepción de importaciones de alimentos y medicinas.

Muchas de estas decisiones se ampararon en investigaciones específicas a funcionarios por reiteradas violaciones a los derechos humanos.

En esencia las ha motivado la resistencia del poder constituido a celebrar unas elecciones presidenciales verdaderamente libres avaladas y garantizadas por la comunidad internacional.

Resulta obvio que éstas últimas medidas de Donald Trump afectarán a una parte importante de la población. Pero el problema de fondo es político. No se trata simplemente de definir con quién se está o no.

Para muchos el Talón de Aquiles o la debilidad del régimen se ubica en el peso de las sanciones internacionales y la potencial reacción del pueblo que clama un viraje de rumbo.

De no existir la presión externa contra un régimen que obstruye internamente las actividades de la oposición democrática, que no reconoce de hecho el poder de la Asamblea Nacional, ¿dialogaría Maduro? ¿Dialogaría sin la existencia de ese contrapeso? ¿Evaluaría con una mínima disposición la posible alternancia del poder?

Muchos hechos muestran lo contrario. El régimen busca perpetuarse. Se abandona la negociación. Se incluyen milicias en la estructura de la Guardia Nacional Bolivariana. El grupo de Diosdado Cabello se muestra cada vez más radicalizado. Es notoria la resistencia al cambio de poder de los sectores castristas dentro de la Fuerza Armada. Sigue la represión. Sigue la persecución contra los diputados de la Asamblea Nacional.

John Bolton no para. Bolton llegó a Lima y puso a todo el...

Leer más

No se ponen en duda las advertencias de Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, en el sentido siguiente: “Las medidas de Trump son extremadamente amplias y podrían exacerbar la crisis en el país”.

Y las del director ejecutivo para las Américas de Human Right Watch, José Miguel Vivanco, quién sostuvo que “el miedo a exponerse a acciones de ese país (EEUU) puede agravar la crisis venezolana al deteriorar más el acceso de los venezolanos a sus derechos económicos y sociales”.

Vivanco sin embargo defiende la aplicación de sanciones personalizadas agregando que “la presión internacional, incluyendo las sanciones individuales contra los responsables por graves violaciones de derechos humanos es esencial para seguir presionando al régimen de Nicolás Maduro”.

Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  konzapata.com