Edición testing
23 de noviembre de 2019, 2:17:37
Poder Kaníbal


Venezuela ya es una pieza en los juegos de guerra de EEUU y Rusia

Por Zenaida Amador

Por Zenaida Amador (KonZ).- Mientras el mundo inicia un nuevo capítulo armamentístico, donde las grandes potencias exhiben su poderío, Venezuela aparece como un modelo a escala para la medición de fuerzas entre Rusia y Estados Unidos.


En menos de un mes se confirmó el desmantelamiento del tratado nuclear entre Washington y Moscú, ocurrió la explosión del motor nuclear de un misil en unas instalaciones de prueba en Rusia, y Estados Unidos hizo un ensayo de lanzamiento de un misil de alcance medio, lo que ha elevado las tensiones entre ambos países y ha encendido las alarmas a nivel mundial porque se advierte un regreso a la senda del rearme. Si bien los focos se concentran en las grandes potencias, a lo largo de este mes también se han dado otros capítulos con epicentro en Venezuela.

Y es que Venezuela parece un modelo a escala de lo que ocurre a nivel global. De hecho, mientras el régimen de Nicolás Maduro, cuya legitimidad es cuestionada por la comunidad internacional y que ha sido acusado de sistemáticas violaciones a los derechos humanos, se refugia bajo el ala de Rusia, las fuerzas políticas que le hacen oposición, encabezadas por Juan Guaidó, se ha apuntalado en el reconocimiento de más de 50 países, pero fundamentalmente en el respaldo de Estados Unidos.

Y es que Venezuela parece un modelo a escala de lo que ocurre a nivel global. De hecho, mientras el régimen de Nicolás Maduro, cuya legitimidad es cuestionada por la comunidad internacional y que ha sido acusado de sistemáticas violaciones a los derechos humanos, se refugia bajo el ala de Rusia, las fuerzas políticas que le hacen oposición, encabezadas por Juan Guaidó, se ha apuntalado en el reconocimiento de más de 50 países, pero fundamentalmente en el respaldo de Estados Unidos.

Como parte de esta focalizada medición de fuerzas la semana pasada los ministros de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, y de Venezuela, Vladimir Padrino López, firmaron un acuerdo de visitas de buques de guerra a los puertos de ambos países.

“Hemos firmado un acuerdo que nos permite a ambos países calar buques de nuestras armadas en los respectivos países, eso va a incrementar este relacionamiento, así como ya hemos experimentado este tipo de ejercicios con aviones estratégicos, bombarderos estratégicos rusos de tipo Túpolev, allá en Venezuela”, aseguró Padrino López desde Moscú.

Juan Guaidó, como presidente de la Asamblea Nacional, señaló que “nosotros no hemos aprobado ningún tipo de incursión de buques de guerra rusos al territorio nacional, lo cual indicaría una grave violación a la soberanía nacional”. Esto, según afirmó, es parte de un “show” de Maduro para “mostrarle al mundo que cuenta con apoyo internacional”.

Ya en diciembre de 2018 llegaron al aeropuerto internacional de Maiquetía, en Venezuela, dos aviones Tupolev 160 con contingentes militares rusos. En esa ocasión Padrino López dijo que “nos estamos preparando para defender Venezuela hasta el último palmo cuando sea necesario”. Luego, en marzo de 2019, dos aviones militares rusos aterrizaron nuevamente en Maiquetía con alrededor de 100 militares rusos.

Esto le sirvió a Maduro de telón de fondo para exponer el poder de los aliados internacionales que lo respaldan, mientras desde Washington Donald Trump lo calificó de dictador y aseguró que a efectos de restituir la democracia en Venezuela tiene sobre la mesa todas las opciones, incluyendo la militar.

Por eso la respuesta de Washington a los recientes acuerdos militares entre Moscú y Caracas no se hizo esperar. El jefe del Comando Sur de Estados Unidos, Craig Faller, aseguró este lunes que su país está listo para actuar en el caso venezolano. “No voy a detallar lo que estamos planeando y lo que estamos haciendo, pero permanecemos listos para implementar decisiones políticas y estamos listos para actuar”.

Faller fue más allá y aseguró que “la Marina de Estados Unidos es la más poderosa del mundo. Si una decisión política se toma para desplegar la Marina, estoy convencido de que seremos capaces de hacer lo que sea preciso”.

Previamente el portal estadounidense Axios publicó un reporte donde asegura que el presidente Trump ha conversado y analizado un bloqueo marítimo a Venezuela con los buques de la Armada, lo que impediría la entrada y salida de cargas por las costas del país. Aunque algunas fuentes citadas por la misma agencia consideran que la medida es extrema y poco práctica, el pasado 1 de agosto Trump, al ser consultado por un periodista acerca de si estaba considerando un bloqueo o una cuarentena a Venezuela, respondió: “Sí, lo estoy”.

Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  konzapata.com