Edición testing
4 de abril de 2020, 3:47:43
Poderómetro


Este es el precio en dólares para que Maduro y sus amigos entreguen el poder

Por Pedro Benítez

Pedro Benítez (ALnavío).- ¿Por qué Nicolás Maduro aceptaría dialogar con el enemigo que lo sanciona y bloquea? ¿Por qué “altos funcionarios” de su régimen conversan con el imperio? La respuesta es que la revolución chavista tiene precio. Siempre lo ha tenido. En Washington lo saben.


“Le hizo una oferta que no pudo rechazar” es la célebre frase de El Padrino, la novela Mario Puzo llevada luego al cine. En el chavismo gobernante muchos están a la espera de esa oferta. Por eso hablan. Por eso dialogan. Esa es su auténtica motivación.

No la revolución. No la numantina guerra de resistencia que ofrece Diosdado Cabello (y que en el propio chavismo nadie cree). La codicia más por el dinero (que garantiza una “buena vida”) que por el poder (que no es garantía) es el verdadero flanco débil de la revolución instaurada por Hugo Chávez, quien edificó el régimen comprando voluntades, no enviando a sus enemigos al paredón como hace 60 años hicieron Fidel Castro y el Che Guevara.

Comenzó comprando a los mandos de las Fuerzas Armadas por medio del Plan Bolívar 2000. Nunca se supo, ni se investigó, ni se dejó investigar, cuánto dinero manejado en efectivo por los comandantes de guarniciones, sin auditoria, ni rendición de cuentas se perdió. Se aplicó el “dejar hacer, dejar pasar”.

Siga leyendo esta información en ALnavío.com

Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  konzapata.com