Edición testing
4 de abril de 2020, 4:13:42
Poderómetro


El día que el hijo de Maduro le vendió el alma a Kim Jong-un en Corea del Norte

Por Daniel Gómez

Daniel Gómez (ALnavío).- A finales de julio el hijo de Nicolás Maduro, Nicolasito Maduro Guerra, acudió a Pyongyang como representante del PSUV a un congreso de las juventudes comunistas. En un auditorio lleno donde imperaba el rojo, Nicolasito Maduro tomó la palabra y se entregó a Corea del Norte. “Somos embajadores y portadores del mensaje”. De su mensaje. Nicolasito Maduro le vendió el alma a Kim Jong-un. Sembró la semilla de las renovadas relaciones entre Caracas y Pyongyang. Y quién sabe si pidió consejo a Corea del Norte, experta en exportación de minerales. “Recuerden que Nicolasito es el rey de los metales”, dice al diario ALnavío una fuente en Washington.


El hijo de Nicolás Maduro, Nicolás Maduro Guerra, también conocido como Nicolasito, se ha convertido en el máximo exponente de la relación entre el régimen de Venezuela y la dictadura de Corea del Norte.

A finales de julio visitó Pyongyang para participar en un congreso de las juventudes comunistas luego de una gira por Asia en la que también se reunió con representantes de formaciones comunistas de Nepal y Vietnam.

Ya en Corea del Norte, Nicolasito Maduro compareció como el representante de las juventudes del partido chavista, el PSUV, al tiempo que se erigió como líder de la vanguardia de Maduro hacia Corea del Norte. Fue el pionero de la renovada relación entre Caracas y Pyongyang.

Puedes leer esta nota completa en ALnavío.com

Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  konzapata.com