Edición testing
14 de octubre de 2019, 23:00:41
KonDinero


Regresa el control cambiario a Argentina en medio de una crisis política

Por Samuel Castillo

Samuel Castillo (KonZ/Rendivalores).- El presidente argentino Mauricio Macri firmó este domingo un decreto de necesidad y urgencia, el cual establece que el Banco Central deberá autorizar la compra de moneda extranjera y las transferencias al exterior en función de las condiciones vigentes en el mercado, es decir: establece un control de cambio.


En teoría económica, el control de cambio es un instrumento de política económica que consiste en regular oficialmente la compra y venta de divisas en un país. De esta manera, el gobierno interviene usualmente a través de su Banco Central de forma directa en el mercado de moneda extranjera, controlando las entradas o salidas de capital. Estas medidas se utilizan para frenar la fuga de recursos monetarios de un país cuando este se enfrenta a una crisis cambiaria. Sin embargo, a largo plazo, de no llevarse las estimaciones y los ajustes necesarios, dichas decisiones terminan creando desequilibrios macroeconómicos.

Entre las medidas que aparecen en el documento firmado por el presidente Mauricio Macri destaca que las empresas exportadoras deben liquidar en el mercado local sus ingresos en moneda extranjera, en un plazo máximo de cinco días hábiles después del cobro o 180 días después del permiso de embarque (15 días para los commodities). A su vez deben solicitar permiso al Banco Central para la compra de divisas.

En lo que va de 2019, desde el 2 de enero hasta hoy, el peso argentino se ha depreciado alrededor de 35%. Según los economistas Robert C. Feenstra y Alan M. Taylor, en economías emergentes existen crisis cambiarias cuando la moneda local se deprecia más de 25% en un año, y para el caso particular de Argentina durante todo 2018 la moneda perdió alrededor de 45% de su valor frente al dólar.

Entre las medidas que aparecen en el documento firmado por el presidente Mauricio Macri destaca que las empresas exportadoras deben liquidar en el mercado local sus ingresos en moneda extranjera, en un plazo máximo de cinco días hábiles después del cobro o 180 días después del permiso de embarque (15 días para los commodities). A su vez deben solicitar permiso al Banco Central para la compra de divisas.

A comienzos de noviembre de 2017, se había eliminado la obligación de liquidar en el mercado de cambios las divisas provenientes de exportaciones de bienes, servicios y materias primas, vigente desde hacía 50 años.

Adicionalmente, el decreto establece que las personas naturales están limitadas a la compra mensual de un máximo de 10.000 dólares en lo que se conoce como divisas de los ahorristas.

El control de cambio regirá, según el decreto firmado por Macri, hasta el 31 de diciembre de este año. 20 días antes habrá asumido el presidente electo el próximo 27 de octubre.

Es importante recordar que el Banco Central perdió en agosto alrededor de 13.800 millones de dólares en su intento por contener la demanda de divisas y sostener la moneda local frente a la depreciación. Los esfuerzos fueron insuficientes y el mes cerró en números rojos en todos los indicadores, lo que indica que la medida cambiaria llega a destiempo.

El extendido y generalizado crédito del que gozaba el...

Leer más

El miércoles pasado, el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, anunció que Argentina solicitó al Fondo Monetario Internacional un aplazamiento de los vencimientos de sus préstamos que representan unos 57.100 millones de dólares, que fueron otorgados el año pasado cuando una corrida cambiaria detonó la crisis económica en el país. Según la calificadora Standard & Poor’s, el viernes Argentina entró en lo que denominaron default selectivo ya que Buenos Aires anunció que pospondrá el pago de 7.000 millones de dólares de pagos de títulos locales a corto plazo –denominados Letes- en poder de inversionistas institucionales, y buscará la reestructuración de 50.000 millones de dólares de deuda a largo plazo.

Macri siempre estuvo reacio a aplicar controles cambiarios. De hecho, a principios de su mandato abolió el “cepo cambiario” sobre la compra y venta de divisas que mantuvo su predecesora, Cristina Fernández de Kirchner, durante cuatro años. Este decreto establecía que a través del Banco Central se generaba la creación del Programa de Consulta de Operaciones Cambiarias, en donde la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) aprobaba o rechazaba las solicitudes de compra de divisas por parte de los ciudadanos y empresas de dicho país.

El control de cambio establecido por Macri, junto con la congelación de precios de ciertos productos, buscan revertir la derrota sufrida en las elecciones primarias presidenciales –PASO- y recuperar la confianza de los mercados. Sin embargo, son medidas que tendrán repercusiones considerables en el largo plazo y, de perdurar en el tiempo, afectarán los niveles relativos de precios y la estabilidad macroeconómica del país.

Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  konzapata.com