Edición testing
19 de septiembre de 2019, 10:12:33
Hemeroteka


El banquero amigo del chavismo se defiende: Curazao lo limitó y Panamá actuó de forma desproporcionada

Por Daniel Gómez

Daniel Gómez (ALnavío).- Los bancos de Víctor Vargas en Curazao y Panamá cayeron en cadena. El primero por problemas de pagos, y al segundo, que contaba con una débil cartera de crédito, se le sumó la decisión en Curazao. Frente a lo que dicen el Banco Central de Curazao y la Superintendencia de Bancos de Panamá, Víctor Vargas tiene otra versión de lo sucedido.


No es que el Banco del Orinoco no pudiera pagar a los clientes. Es que Curazao -país donde opera esta entidad, propiedad del Grupo Financiero BOD, del banquero venezolano Víctor Vargas- es “uno de los países con mayor alerta de lavado de dinero” del Caribe. “En virtud del incumplimiento recurrente del sistema de prevención de legitimación de capitales y financiamiento al terrorismo en esa localidad, ha incidido en la imposibilidad de mantener corresponsalías y cuentas locales por parte de las instituciones financieras extranjeras”.

Así respondió el holding de Vargas cuando la semana pasada el Banco Central de Curazao congeló los activos del Banco del Orinoco. El caso es que esta decisión afectó a otro banco de Vargas, el AllBank de Panamá.

Lea esta nota completa en ALnavío.com

Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  konzapata.com