Edición testing
24 de febrero de 2020, 22:28:03
KonDinero


Así es como China se convirtió en la segunda economía del mundo y cómo planea ser la primera

Por José Miguel Farías

José Miguel Farías (KonZ/Rendivalores).- China está a punto de cumplir los planes que se propuso: duplicar el Producto Interno Bruto (PIB) y los ingresos en una década, además de llevar al país a la vanguardia del poder económico mundial. Tras esto, la nación se enfrenta al reto de mantener el impulso ante los crecientes desafíos.


El ascenso de China como superpotencia comenzó a finales de los años 70 con un movimiento hacia mercados más abiertos. Continuó a través de una agresiva planificación central, utilizando las ventajas de la mano de obra barata, una moneda devaluada y un robusto sistema de fábricas para difundir sus productos por todo el mundo. Todo eso cambió la economía, de una decadencia rural adormecida a una nación próspera y diversa. El país ahora parece estar en un camino inexorable hacia el No. 1.

China ha subido al número 2 del mundo, con un PIB de 13,1 billones de dólares y, aunque continua a la zaga de los Estados Unidos, sigue acercándose. Los pronosticadores esperan que el crecimiento cercano al 6% en 2020 llegue a la meta establecida de duplicar la economía de 2011-20.

Cabe destacar, que China también es un país que parece estar tomando lo peor de la guerra comercial con Estados Unidos y se enfrenta a un sinnúmero de desafíos para mantener el ritmo de crecimiento.

“De cara al futuro, China va a seguir siendo muy competitiva”, afirmó Michael Yoshikami, fundador de Destination Wealth Management. “China va a seguir siendo un jugador global. Pero es cuestión de gestionar las expectativas en relación con lo que crees que va a suceder”, dijo.

De hecho, una nación con un crecimiento que sería la envidia de prácticamente cualquier otra parte del mundo está viendo, al menos en términos relativos, una importante desaceleración. El crecimiento alcanzó un máximo del 14,2% en 2007, pero ha disminuido a menos del 7% anual desde 2015, según las cifras del Banco Mundial.

Los aranceles están perjudicando

Una gran negativa ha sido la guerra comercial. Mientras que los dos lados parecen estar en camino de un acuerdo en pequeña escala de la primera fase sobre los aranceles, queda mucho por hacer, y las ramificaciones se están sintiendo a través de la economía china.

“La persona promedio cree que los aranceles comerciales están perjudicando”, dijo Yoshikami. “La inflación ha subido. El coste de los alimentos básicos ha subido entre el 10% y el 15%. El coste de la carne de cerdo ha subido un 100%. Así que literalmente tienes a la gente cambiando su dieta porque simplemente ya no pueden permitirse el producto”.

¿Cuáles son los aspectos positivos?

“De cara al futuro, China va a seguir siendo muy competitiva”, afirmó Michael Yoshikami, fundador de Destination Wealth Management. “China va a seguir siendo un jugador global. Pero es cuestión de gestionar las expectativas en relación con lo que crees que va a suceder”, dijo.

Wall Street piensa que las cuestiones en 2020 podrían ser un punto de inflexión. Mirando más allá en la línea de tiempo, hay muchas razones para esperar que el impulso de China hacia el número Uno tenga fuertes vientos de cola, que serán impulsados por la amplificación de lo que impulsó el crecimiento del país durante la última década. Hay un caso de tono multifacético para China que comienza con el surgimiento de múltiples “superciudades”.

A medida que se produzca la transición, unas 23 de estas superciudades tendrán una población mayor que la de Nueva York y cinco se combinarán para albergar a 120 millones de personas, según las proyecciones de Morgan Stanley. Al traer trabajadores del campo a los centros de población masiva, las superciudades tienen como objetivo detener el arrastre que una población envejecida está poniendo en la economía china en general.

“Creemos que la respuesta a estos desafíos es una nueva fase de urbanización con el potencial de crear ganancias de productividad al facilitar el movimiento más libre de empresas y trabajadores, mientras se generan sinergias entre diversas industrias”, dijeron los economistas de Morgan Stanley en un informe.

Espacio para invertir: ¿Qué ven las grandes firmas?

Como situación de inversión, Morgan Stanley aconseja a los clientes que se fijen primero en la infraestructura tecnológica, el “Internet de las Cosas” y el software; la digitalización de las industrias de la vieja economía como otro aspecto, y las tendencias de las “superciudades” como un tercero, mirando a los electrodomésticos inteligentes y la educación vocacional entre otras innovaciones.

J.P. Morgan Chase aconseja a los clientes que estén atentos a la caída de la inversión industrial y a las tendencias cíclicas, y a mejorar el impulso a medida que avanza el año 2020. La firma recomienda un cambio de defensivas a cíclicas, en particular en el sector inmobiliario, industrial y de la salud.

Goldman Sachs también ve oportunidades en las partes pro-cíclicas del mercado, así como en las estrategias tecnológicas enfocadas en 5G y en algunos valores de consumo líderes.

Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  konzapata.com