Edición testing
21 de octubre de 2020, 18:18:37
Konfidenciales


Maduro no quiere que otra Primera Dama le haga competencia a Cilia Flores

Por Juan Carlos Zapata

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- Se dio el golpe de Estado contra Juan Guaidó. Maduro dijo que Diosdado Cabello lo había pronosticado. Para Nicolás Maduro y Cabello, la junta directiva de la Asamblea Nacional que reconocen es la que encabeza el diputado Luis Parra. De modo que para Maduro y Cabello, Guaidó no es presidente del Parlamento y por tanto tampoco presidente Interino. Y si no lo es, Fabiana Rosales tampoco es Primera Dama.


A Maduro como que no le gusta ese detalle. Que le hagan competencia a Cilia Flores. Y a Cilia Flores tampoco le debe gustar. Ella que es la primera combatiente del régimen madurista, dirá que se merece un espacio en el que no cabe otra. Dirá que se ha ganado el puesto. Que se lo ganó con Hugo Chávez. Se lo ganó ante las otras mujeres que han sido figuras de la revolución chavista y bolivariana. Y ahora lo ratificó con Maduro, siendo como es, como se dice, la primera operadora política de su marido, del Palacio de Miraflores, del régimen. Ninguna de las otras mujeres chavistas llegó tan lejos como lo ha hecho ella.

Y Cilia Flores, pelo rubio como una rubia, sonrió y aplaudió, mirando a Maduro, satisfecha, completa, realizada, y en el momento, casi que se le escapa un suspiro; y aplaudió Cabello, y aplaudió Delcy Rodríguez, y aplaudió Padrino López.

Dirá Cilia Flores que no hay dudas, lo señala su trayectoria, de que es la primera combatiente y ahora confirma su condición de Primera Dama de la República porque no hay otra, ya no hay otra, no había otra, y no habrá otra. Contrajo matrimonio con Maduro a mediados de 2013. Pero esta historia de amor comenzó antes de la toma del poder por parte de Hugo Chávez. Que son muchas jornadas de lucha, y también de amor, dirá: un relato de “corazón partío”, incluido.

Y ahora es Maduro el que lo dice. Guaidó ya no es presidente de la Asamblea Nacional. Es Luis Parra. La misma oposición, señala, sacó a Guaidó de la presidencia de la Asamblea. Si no es presidente del Parlamento, tampoco es presidente Encargado, tal como se “autoproclamó”, dirá Maduro. Y si no lo es, en consecuencia Fabiana Rosales no es Primera Dama. Dicho esto, Maduro dice lo siguiente. Lo dijo este domingo, con Cilia Flores a su lado, con Cabello a su lado, con Delcy Rodríguez al lado de Cilia Flores, con el general Vladimir Padrino López, atrás.

Qué es lo que busca Maduro con el golpe de Estado contra Juan Guaidó


Leer más

-Compañera, Primera Combatiente. La única Primera Dama que tiene Venezuela. Cilia Flores de Maduro.

Y Cilia Flores, pelo rubio como una rubia, sonrió y aplaudió, mirando a Maduro, satisfecha, completa, realizada, y en el momento, casi que se le escapa un suspiro; y aplaudió Cabello, y aplaudió Delcy Rodríguez, y aplaudió Padrino López. La confesión de Maduro fue como repetir el SI del matrimonio.

El libro Los ricos bobos de Juan Carlos Zapata ya está disponible en Amazon y en Kindle


Encuentralo Aquí
Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  konzapata.com