Edición testing
24 de septiembre de 2020, 3:20:36
Poder Kaníbal


Con Delcy Rodríguez, España y Europa ya tienen otra prueba del estilo de mandar de Maduro

Por Pedro Benítez

Pedro Benítez (ALnavío).- No fue a Delcy Rodríguez a quien las autoridades españolas casi deportan el pasado 20 de mayo. No fue ella a quien el ministro socialistas José Luis Ábalos tuvo que persuadir de no ingresar a España (según una de sus varias versiones) para evitar una crisis diplomática. Fue a Nicolás Maduro; porque ella no es solo su vicepresidenta Ejecutiva: es su alter ego. Donde está Delcy Rodríguez están los intereses vitales de Maduro. Ella es la representante de su poder y la expresión más acabada de su estilo de hacer las cosas.


El accidentado viaje de la vicepresidenta Delcy Rodríguez a España ha resultado muy útil por una razón: los europeos pueden ver en el terreno el estilo de “gobernar” de Nicolás Maduro y las consecuencias de tratar con él.

¿Si un alto funcionario del madurismo es capaz de proceder de esa manera fuera de Venezuela, cómo será dentro del propio país donde su poder no tiene límites?

A propósito de la expulsión de Venezuela del Mercosur en diciembre de 2016, la entonces canciller Delcy Rodríguez intentó forzar su presencia en una reunión de sus colegas del organismo en la ciudad de Buenos Aires a la que no estaba invitada. No le arredró que la seguridad del Palacio San Martín, donde efectuaría el conclave, le cerrara el paso. Acompañada de varios cientos de simpatizantes kirchneristas se enfrentó físicamente a los vigilantes del edificio logrando colarse a su interior. Sus colegas cancilleres igual no la recibieron, e igual quedó la ratificada la expulsión de Venezuela de Mercosur.

Lea esta nota completa en ALnavío

Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  konzapata.com