Edición testing
9 de abril de 2020, 3:37:29
Poderómetro


Maduro hace una apertura económica CAÓTICA ante el colapso del proyecto chavista

Por Pedro Benítez

Pedro Benítez (ALnavío).- Maduro no es Lenin. Ha optado por permitir la liberación de áreas completas de la economía venezolana pero de contrabando. Sin decir que lo hace. No como parte de un giro estratégico en el camino hacia el socialismo bolivariano. En Venezuela hay una apertura económica caótica, sin articulación de ningún tipo. Sin respaldo en las leyes. Sin la restauración de los derechos de propiedad. El siguiente paso: la privatización drástica de lo que queda de la industria petrolera. El entierro definitivo del proyecto socialista y comunal de Hugo Chávez.


Primero fue la abolición de hecho del control de cambios (algo que los jerarcas chavistas juraron que no harían porque de lo contrario “los tumbaban”); luego arribaron a la liberación de las importaciones y la suspensión de las fiscalizaciones de los precios; a continuación la admisión pública por parte del propio Nicolás Maduro de la dolarización de facto que se ha instalado en la economía. Ahora viene el siguiente paso según la información que manejan diversas agencias de noticias: la privatización de los activos que aún quedan de la industria petrolera, en favor de empresas transnacionales.

Esto es la consecuencia lógica e inevitable de la destrucción sistemática de la vaca petrolera que movió la economía del país por casi un siglo y el consiguiente colapso de las finanzas públicas bajo el chavismo. Maduro simplemente se ha quedado sin fuentes de divisas y necesita con desesperación inversiones que rehabiliten las exportaciones petroleras del país. Para eso no hay otra vía que entregar, sin que medien licitaciones ni estrategias que promuevan la competencia, los activos y pozos petroleros. Así de sencillo.

Lea esta nota completa en ALnavío

Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  konzapata.com