Edición testing
4 de agosto de 2020, 13:26:54
Hemeroteka


Este chef caraqueño se endeudó, PAGÓ el crédito, y ya maneja en Madrid dos restaurantes

Por Cándido Pérez

Cándido Pérez (ALnavío).- La capacidad de manejarse con varios estilos de cocina, particularmente la mediterránea y la japonesa, fue el atractivo que vieron en el chef Leo Araujo los propietarios de una cadena de restaurantes de Cataluña, cuando lo llevaron a trabajar a Girona en 2006. Cuatro años después Araujo se trasladó a Madrid y hoy regenta dos exitosos restaurantes: La Cuchara y Apartaco.


Este caraqueño, del sector La Urbina, fue la influencia para que otros siete cocineros venezolanos, entre ellos su mujer, Ivanhova Humpiérrez, consiguieran trabajo en la misma cadena al poco tiempo.

Cuando España entró en un período de recesión y la crisis cambió las perspectivas del país, Leo Araujo se independizó y empezó a buscar oportunidades. Aunque su primer interés se centró en Barcelona, donde bullía el ambiente de la gastronomía, la caída de los alquileres en Madrid le atrajo y así, abrió su primer restaurante, La Cuchara.

Corría el año 2010, y luego de estar cerrado por no tener el impacto que deseaba su anterior propietaria, La Cuchara, en la calle Conde de Peñalver 82 del barrio de Lista, reabrió bajo la administración de Leo Araujo y su compañera Ivanhova Humpiérrez.

Lea esta nota completa en ALnavío

Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  konzapata.com