Edición testing
22 de octubre de 2020, 13:50:14
Poderómetro


¿Cuántos empresarios pueden tomarse en serio la ruta de Nicolás Maduro hacia el modelo chino?

Por Pedro Benítez

Pedro Benítez (ALnavío).- ¿Puede la Venezuela dominada por Maduro dar un cambio similar al que empezó China hace 40 años? ¿Estaría el chavismo gobernante dispuesto a permitir una economía conectada con la globalización, respetuosa de los derechos de propiedad, con un manejo profesional y responsable de las finanzas públicas, y además a permitir que los incentivos económicos operen libremente? ¿Podría Maduro llegar a un entendimiento con Estados Unidos que lleve a levantar las sanciones tal como hizo Deng Xiaoping en 1979?


El inesperado y torpe giro que Nicolás Maduro ha permitido, más que propiciado, sobre la economía venezolana ha despertado en un sector del empresariado que se aferra a sobrevivir, la esperanza de que en el país se implante un “modelo chino”.

Resignados ante la eventualidad de que Maduro (o el chavismo) se sostenga indefinidamente en el poder algunos hombres de negocios expresan en privado (y más o menos en público) que la opción menos mala es que el chavismo admita alguna forma de economía de mercado.

Autoritarismo político con libertades económicas. Una luz al final del túnel para el disminuido capitalismo venezolano. Si no se puede sacar a Maduro del poder, al menos alentarlo a que siga por el camino de la liberalización económica.

Lea esta nota completa en ALnavío

Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  konzapata.com