Edición testing
3 de junio de 2020, 21:12:00
Poder Kaníbal


Nueva ola represiva de Maduro en PDVSA

Por Juan Carlos Zapata

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- El problema es el fracaso. El problema es el miedo. ¿Dónde están los autores materiales e intelectuales del incendio de los galpones del CNE? El autor intelectual es alguien que tiene miedo a contarse con reglas de juego claras y sin ventajismo. Por eso queman las máquinas. ¿Y por qué el miedo? Por el fracaso. Lo de PDVSA tiene esa dosis. De fracaso y miedo. En PDVSA no fracasaron el general Manuel Quevedo y su equipo. Fracasaron también Nicolás Maduro, Cilia Flores, Diosdado Cabello, Delcy Rodríguez, y Tareck El Aissami que son los que vienen manejando la empresa. Quevedo no pudo con la producción petrolera. Pero no fue Quevedo. Fueron todos ellos los que no pudieron. ¿Y ahora? La persecución otra vez.


La persecución ya comenzó, o comienza otra vez, y son otros los perseguidos, en PDVSA. “Estamos ante la presencia de otra ola de persecución política en PDVSA”, dice Rafael Ramírez, el exZar de PDVSA. ¿Hay que creerle a Ramírez? El expresidente de PDVSA fue el primero que alertó: Ya Manuel Quevedo está fuera. Lo han quitado de la presidencia de PDVSA. Y Quevedo ni cuenta se había dado.

Los ejecutivos son tan inocentes que ni el mismo Cabello pudo explicar en rueda de prensa lo ocurrido. Dijo que no manejaba información. ¿No la maneja él? ¿No la maneja el jefe de uno de los clanes que desde el programa Con el Mazo Dando se ufana de saberlo todo? Cabello acusa y sentencia cuando le conviene

Maduro persigue. Y recurre a las artimañas de todos los autoritarismos y totalitarismos. De todas las dictaduras. Hay que buscar culpables de algo. Hay que buscar espías. Hay que encontrar y los encuentran y los acusan, y montan el show. Y esto es libreto cubano. En Cuba a su vez lo aprendieron de los manuales estalinistas, tropicalizados por el castrismo, que fue con los que aprendió Maduro cuando fue a formarse en la escuela de cuadros políticos a los 25 años. Para prueba, el tuit con el que presidente de Cuba, Manuel Díaz-Canel, saludó el procedimiento contra Aryenis Torrealba y Alfredo Chirinos, ejecutivos de operaciones de comercio y suministro, que abandonaron esposados las instalaciones de la empresa. A Torrealba y Chirinos el régimen los señala de haber pasado información sensible de PDVSA al imperialismo norteamericano. Espías, pues. Guion cubano. Guion de La Habana. Que Díaz-Canel saluda con desparpajo.

Señala Rafael Ramírez en su más reciente artículo que la Comisión Presidencial encargada de la supuesta restructuración de PDVSA, a donde llega, llega persiguiendo. Que antes se persiguió a los llamados ramiristas, y ahora se persigue a la gente de Quevedo, e inclusive a los propios de Maduro, porque qué otra gente estaba manejando la compañía. Pero el fin justifica los medios. Hay que demostrar que son otros los fracasados, así sean nuestros aliados. Esta operación de Maduro confirma lo dicho por Juan Guaidó: Maduro no protege a nadie.

Al general presidente de PDVSA ya Maduro le quitó el poder


Leer más

Ahora a los que se persigue, señala Ramírez, “son maduristas, los de Quevedo, los que ellos mismos han colocado a dirigir la empresa, después de la última ‘razzia’ en contra de los que trabajaron con Eulogio Del Pino y con Nelson Martínez. Ambos colocados a su vez allí por Maduro, compañeros que creyeron en él y cuyo error pagaron muy caro: a ambos los detuvieron como delincuentes, los humillaron ante el país, el primero sigue preso, el segundo pagó con su vida, lo mataron en custodia”.

Señala que “caerán los ‘gerentes-guardias nacionales’ puestos por Quevedo, los que prometieron a Maduro aumentar en un millón de barriles la producción de petróleo, y más bien cayó hasta niveles tan bajos como en 1947; los que persiguieron y maltrataron a los trabajadores; los que han desmantelado y entregado la empresa. Otra vez, cual tontos útiles, creyeron en Maduro y pagarán caro su error”.

La operación petrolera de Maduro es para quitarle poder a Diosdado Cabello


Leer más

¿Es esta una guerra sólo entre maduristas? Se mezclan todos. Y en la lucha de los clanes caerán inocentes para justificar la operación. Para no hacerse responsable del fracaso. “Caerán trabajadores inocentes, ingenuos, chivos expiatorios, carnadas que mostrar a la jauría del madurismo que necesita culpables, cualquiera que sea, menos ellos, todos menos Maduro”, escribe Ramírez. Los ejecutivos son tan inocentes que ni el mismo Cabello pudo explicar en rueda de prensa lo ocurrido. Dijo que no manejaba información. ¿No la maneja él? ¿No la maneja el jefe de uno de los clanes que desde el programa Con el Mazo Dando se ufana de saberlo todo? Cabello acusa y sentencia cuando le conviene. Ahora entiende que en la persecución en PDVSA también caerá su gente, y caerá la gente de otros. Cabello responde a la pregunta de un periodista diciendo que sería irresponsable adelantar opinión, pero en el video de la rueda de prensa basta ver que otros dirigentes del PSUV tienen que contener la risa, para confirmar que Cabello miente, y que le conviene mentir.

En apenas 2 años este general enterró a la industria petrolera de Venezuela


Leer más

Dice Ramírez que ya Chirinos y Torrealba han sido sentenciados por la comisión que preside Tareck El Aissami, sentenciados por “los medios del gobierno (incluyendo al Granma y el tuit del presidente de Cuba, Díaz-Canel) como ‘agentes del imperialismo norteamericano’. Listo pues, apresados, acusados y sentenciados dos ‘importantes agentes del imperialismo’, dos agentes catalogados por los EEUU, según declaraciones posteriores del ministro de Interior y Justicia, ‘como agentes claves, de alto nivel e importancia’, culpables de las sanciones en contra de los socios y operadores económicos del madurismo”.

El libro Los Midas del valle de Juan Carlos Zapata ya está disponible en Amazon y Kindle


Encuentrálo aquí

Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  konzapata.com