Edición testing
5 de agosto de 2020, 0:15:40
Katalejo


Este exministro de Chávez asegura que Venezuela está en situación de pre-conflicto

Por Juan Carlos Zapata

Por Juan Carlos Zapata (Konz).- “El país está en una situación de pre-conflicto”. ¿Qué determina este escenario? La crisis y la desestabilización política del último año pero agravada hoy por la escasez de gasolina y gas, el coronavirus y el derrumbe de los precios del petróleo, la falta de comida y la falta de plata para comprar.


¿Qué significa que el país esté en una situación de pre-conflicto? ¿Está a punto de estallar? ¿Acaso es eso? El expresidente de PDVSA, Rafael Ramírez, lo señala de otra manera: “Mucha tensión social y sin posibilidades de activar mecanismos políticos de resolución de la crisis, Venezuela puede ser el país petrolero que se vea inmerso en un profundo proceso de desestabilización”.

A esa tensión social es a la que se refiere el otrora poderoso ministro del petróleo de Hugo Chávez, que ahora se atreve a lanzar ese pronóstico de que el país se vea “inmerso en un profundo proceso de desestabilización”.

La verdad es que en los últimos días la protesta ha vuelto a las calles de Venezuela. Y tras la protesta, la represión. Pero esta vez se trata de la protesta social. La gente busca alimentos. La gente busca gasolina. La gente no tiene capacidad de compra. Ya hubo un muerto, y no lo mataron los dos disparos que recibió, sino que murió por hambre, pues obligado por el hambre es que salió a protestar.

A esa tensión social es a la que se refiere el otrora poderoso ministro del petróleo de Hugo Chávez, que ahora se atreve a lanzar ese pronóstico de que el país se vea “inmerso en un profundo proceso de desestabilización”. Y como dice, sin “mecanismos”, o sin actores y factores que puedan actuar, que puedan resolver la crisis, que puedan encontrar niveles de consenso o de negociación.

Ramírez señala en su más reciente informe petrolero que “el país sigue sacudido por el colapso de la economía y de la industria petrolera; la desestabilización política y social; además de la escasez de combustibles, gasolina y gas; electricidad agua, insumos, medicamentos y alimentos. A este cuadro catastrófico, se suma el Covid-19 y el colapso de los precios del petróleo”.

Una nueva ola de protestas sacude gran parte de la geografía de Venezuela


Leer más

Rafael Ramírez recuerda que Venezuela sigue en recesión, que la caída acumulada del PIB en 2015 fue de 63%, que sigue la hiperinflación, que sigue la devaluación del bolívar, que el salario mínimo es de apenas 1,25 dólares por mes, y si esto no es suficiente en el dramático cuadro, “el gobierno ha impuesto una cuarentena total como una manera de mantener restringidos los movimientos de la población ante una escasez aguda de combustibles”.

Y aun así, se registraron protestas la semana pasada, hubo saqueos. La gente ha salido a la calle a saquear. Y la “respuesta del gobierno ha sido violenta, utilizando tanto a las fuerzas policiales y militares, como a grupos de civiles armados”.

El libro Dr. Tinoco: vida y muerte del poder en Venezuela de Juan Carlos Zapata ya está disponible en Amazon y en Kindle

Encuentralo Aquí

Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  konzapata.com