Edición testing
14 de agosto de 2020, 21:44:41
Katalejo


La electricidad que le falta a Venezuela se la regaló Hugo Chávez a otros países

Por Orlando Zamora

Por Orlando Zamora (KonZ).- La idea básica era internacionalizar el socialismo venezolano del Siglo XXI, delirios hegemónicos y expansivos de Hugo Chávez, al área inmediata del Caribe y consolidar posiciones geopolíticas en Sur y Centroamérica, empleando para ello la fenomenal renta petrolera.


PDVSA América (2006), presidida por Nelson Martínez (fallecido), fue el brazo ejecutor principal del llamado “Acuerdo Petrocaribe” (2005), promovido desde PDVSA por Rafael Ramírez, actor central, después de Hugo Chávez, inspirador de la Alianza Bolivariana, Alba, (2004) junto a la República de Cuba.

Fueron los artífices, que se ocuparon con muchísimo interés, en la creación y atención de una importante infraestructura de generación eléctrica para ejercer influencia política sobre gran parte de los 18 países incorporados a Petrocaribe, obra maestra del tratado energético del Alba.

La idea básica era internacionalizar el socialismo venezolano del Siglo XXI, delirios hegemónicos y expansivos de Hugo Chávez, al área inmediata del Caribe y consolidar posiciones geopolíticas en Sur y Centroamérica, empleando para ello la fenomenal renta petrolera.

A continuación, presentaremos los manejos y cifras de este gran despilfarro. Indicando las fuentes disponibles, esfuerzo dificultado por la opacidad informativa de PDVSA.

1

Inversiones de PDVSA en infraestructura eléctricas. Nicaragua: valoradas por el Banco Central de ese país en 1.940 millones de dólares posibilitaron instalar un total de 291 MW. (millones de vatios).

PDVSA en sus informes de gestión anuales registra para Nicaragua la consolidación de 280,2 MW, pero omite ex profeso el monto de la inversión en dólares. Este país recibe también 32 de las plantas trianguladas por Cuba, agregando MW adicionales.

En Bolivia se construyeron dos centrales grandes y una mediana que acumulan 250 MW. PDVSA sólo indica los megavatios servidos. La obra mayor costó 110 millones de dólares, PDVSA como accionista casi igualitario aportó el 50% (55 millones) de esa obra, más otros 60 millones por otra obra relevante.

Cuba recibió por lo menos 3.000 millones de dólares por la intermediación de 25 plantas de generación distribuida, que generarían hasta 464 MW, para 12 estados de Venezuela, a esto se agrega los beneficios a Cuba derivados de la intermediación de bombillos chinos y vietnamitas.

En tanto que, en Haití, Venezuela coopera con siete obras valoradas en 78,2 millones de dólares. Se ignora el número de MW aportados, dado el silencio de la petrolera venezolana. La información proviene de Connectas ORG, ente especializado en seguimientos de flujos de capitales petroleros.

En Jamaica PDVSA construyó una refinería y la Planta de Generación de Energía Eólica Wigton Wind Farm, a un costo de 69,7 millones de dólares.

Granada. Ampliación de tanques de la Planta de Generación Eléctrica Grenlec.

Cuba es receptora de una línea de interconexión, turbinas, plantas menores y bombillos vietnamitas, mejoras en el alumbrado de su capital, cifrado en 20 millones de dólares; el cable submarino, en 72 millones de dólares. Estos dos últimos proyectos fueron pagados por Bandes.

En el 2007 el Ministerio para la Energía y Petróleo por medio del Convenio Cuba-Venezuela financia y pone en servicio una planta eléctrica de 175 MW.

Cuba recibió por lo menos unos 3.000 millones de dólares por la intermediación de 25 plantas de generación distribuida, que generarían hasta 464 MW, para 12 estados de Venezuela, a esto se agrega los beneficios a Cuba derivada de la intermediación de bombillos chinos y vietnamitas.

Además, cobró asesoría por una fallida instalación de la fábrica larense de Metrocontadores Digitales de Energía Eléctrica. PDVSA lo registra en su Informe de Gestión del 2009 sin indicar el monto entregado a ese país.

2

El costo para PDVSA de los millones de bombillos distribuidos por Cuba es un misterio. Cuba simplemente adquiría bombillos chinos y vietnamitas y cobraba por unidad encomendada. En Venezuela negoció 79 millones de bombillos y 806 sistemas fotovoltaicos. Se perdieron dinero y un galpón-edificio en Paraguaná, estado Falcón, por la frustrada fábrica de bombillos ahorradores vietnamitas denominada Vietven.

Bandes aportó 26 millones de dólares para provisionar de bombillos a Bolivia. Citgo un millón de dólares para distribuir 500.000 bombillos en EE.UU., Venezuela pagó para dotar a Managua del monumento luminoso en honor a la paz, también le obsequió bombillos a Ecuador.

En 2007, Carlos Lage, Vicepresidente de Cuba confirmó la sustitución de 4 millones de bombillos en Jamaica, Guyana, Antigua y Barbuda, Belice, San Vicente y las Granadinas, San Cristóbal y Nieves, Granada, Haití, Surinam y Santa Lucía.

Gozan de buena luz los 13 países a los que Hugo Chávez regaló energía eléctrica


Leer más
3

Pago de proyectos eléctricos por otras vías. Cadafe le aportó a Uruguay 10 millones de dólares. El Fondo Alba Caribe obsequió 29 millones de dólares para tres grandes proyectos eléctricos. Albanisa, empresa nicaragüense fondeada por petróleo barato de PDVSA subsidia con 107 millones de dólares las tarifas eléctricas de ese país.

4

Costo en dólares de los suministros de energía para hacer funcionar las plantas eléctricas del Caribe. La mayoría de las islas del Mar Caribe y unas pocas naciones de tierra firme tienen una baja dotación de vehículos y sus plantas eléctricas funcionan con diesel.

PDVSA publicaba en su Informe de Gestión Anual las cuotas de suministros de esos países. Se ubicó el precio de esos barriles y estas son las cifras en millones de dólares: Grenada (139), San Cristóbal y Nieves (162), Guyana (960), Antigua y Barbados (221), Surinam (203), San Vicente y las Granadinas (99), Dominica (73), Barbados (7).

Otros países recibieron más recursos para sus plantas eléctricas, ya que no disponen de centrales hidroeléctricas importantes. Sólo se consideró como insumo eléctrico la mitad de lo recibido por sus cuotas totales, y son en millones de dólares: Cuba (11.548), Haití (1.298), Nicaragua (2.517), Bolivia (858), El Salvador (22), Belice (57). Estos datos son verificables en los Informes de Gestión Anual de PSVSA.

En total PDVSA suministró combustibles para plantas eléctricas por 18.164 millones de dólares durante 10 años.

Maduro usa la excusa del golpismo para encubrir la crisis eléctrica que deja a Venezuela en la oscuridad


Leer más
5

Capacidad en MW instaladas por PDVSA en el exterior. Cada MW constituye un millón de vatios. Nicaragua recibió 291 MW. Bolivia 250 MW. Cuba 175 MW. Antigua y Barbuda 10 MW. La cuarta parte de la demanda de la isla. Convenio PDVSA-Aggreko. San Cristóbal y Nieves 4 MW y tanque de 5.000 barriles para planta de generación eléctrica (2007). Total, de MW instalados 730 MW (conocidos).

Estos regalos de MW son casi igual al potencial de Planta Centro en el Palito o la tercera parte del potencial de la represa de Tacoma, si la hubieran terminado.

6

Costos totales identificados en sus dos grandes vertientes: la de compras de plantas, equipos, insumos, bombillos y la otra, suministro de carburantes para el funcionamiento de los sistemas eléctricos. Ambos calculados con los datos aquí suministrados.

La primera consolida la cantidad de 5.468 millones de dólares y la segunda iguala a los 18.164 millones de dólares. Para un gran total de 23.632 millones de dólares aportados por PDVSA para consolidar sistemas eléctricos extranjeros.

La opacidad informativa de las publicaciones de PDVSA no posibilitó llegar a las cifras reales mucho mayores que las aquí reveladas, comprobables en sus diversas fuentes.

El libro Dr. Tinoco: vida y muerte del poder en Venezuela de Juan Carlos Zapata ya está disponible en Amazon y Kindle

Encuentralo Aquí
Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  konzapata.com