Edición testing
9 de julio de 2020, 22:47:14
Konfidenciales


Willy Brandt en 1973: “Es mucho más difícil echar a los criminales que han tomado el poder”

Por Juan Carlos Zapata

Juan Carlos Zapata (KonZ).- Es como si la frase hubiera sido pronunciada para el caso Venezuela pero muchos años atrás. De estar vivo, quizá Willy Brandt, buen amigo de la democracia venezolana, se la estuviera atribuyendo al chavismo, a Maduro y al grupo que lo sostiene en el poder. En aquella ocasión se refería al régimen nazi y a Hitler cuando se preguntaba “¿por qué tomó el poder?” en Alemania.


La frase aparece en la entrevista que Oriana Fallaci le hizo en septiembre de 1973. Entonces Willy Brandt era canciller de Alemania. Ya era Premio Nobel de la Paz. En mayo de 1976 visitaría Caracas para asistir a un encuentro sobre la democracia y la internacional socialista mundial. Gobernaba Carlos Andrés Pérez. El encuentro concluyó con un homenaje al expresidente Rómulo Betancourt. La entrevista de la Fallaci está recogida en el libro Entrevista con la historia que, por cierto, era de lectura obligatoria en la Escuela de Periodismo de la Universidad Central de Venezuela. Willy Brandt murió en 1992.

Pero nos dejó esa frase. Hay que repetirla. “Es mucho más difícil echar a los criminales que han tomado el poder”. Viene a ser como una advertencia, y al mismo tiempo una síntesis de la tragedia de Venezuela bajo el régimen chavista, que ya lleva dos décadas, dos presidentes, Hugo Chávez y Nicolás Maduro, y parece enquistarse en el poder, pues como bien afirma Willy Brandt, para sacarlos, para lograr el cambio, para acabar con la dictadura, no valen “los discursos ni las actitudes de los demás. Boicotear sus productos, por ejemplo…No ir allí de vacaciones. No sirve para nada”.

Así se convirtió Nicolás Maduro en dictador

Leer más

Es como si Willy Brandt nos estuviera viendo y señalando que las sanciones, ni las recompensas por las cabezas de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, ni los acuerdos en foros internacionales a favor de la democracia, ni el desconocimiento de la dictadura, ni el apoyo a la legítima Asamblea Nacional y el reconocimiento de Juan Guaidó en calidad de Presidente Encargado, no sirven ni funcionan para echar a Maduro y su grupo del poder. De hecho, no han funcionado.

Le dice Willy Brandt a Oriana Fallaci: “En la vida de un pueblo, el momento crucial es aquel en que el pueblo deja que el poder vaya a parar a mano de criminales”.

Entonces es aquí cuando puntualiza que luego “ya no se puede hacer nada. Después resulta siempre mucho más difícil echar a los criminales que han tomado el poder”.

Nos revela que en Alemania, la gente apostaba a que el nazismo “no duraría mucho. Decían que doce meses, como máximo cuatro años…Sin embargo, duró doce años”. Chávez fue sacado del poder a los 3 años de haberlo conquistado. Fue sacado en un remota fecha que será recordada como el 11 de abril de 2002. Y regresó al poder en otra remota fecha que también será recordada, el 13 de abril de 2002. Desde entonces no hizo más que afianzarse en el Palacio de Miraflores. Murió en el poder, y dejó montado un plan de sucesión que se ha sostenido desde 2013. A Maduro también le pronosticaban seis meses, a lo sumo un año en la presidencia. Se decía en 2013 que el suyo era un gobierno de transición. Pero Maduro va para el año 8 en el poder.

La frase de Willy Brandt apunta en la dirección correcta. Porque asume la naturaleza de este poder. Un poder controlado por criminales. Como lo fueron los nazis. Y los criminales no juegan con las reglas de la democracia. Más bien las usan, las manipulan, y el resultado es lo que sufrió Alemania y lo que sufre Venezuela.

La dictadura de Maduro ordena el “paredón” para Guaidó

Leer más

Una pregunta se hace a sí mismo el estadista en referencia a Hitler y que también aplica a Chávez y a Maduro. “¿Por qué tomó el poder?”. Willy Brandt tiene él mismo la respuesta:

-No solo porque hubo millones que fueron lo bastante estúpidos para seguirle sino porque otros fueron lo bastante estúpidos para no detenerlo.

En la revista Nueva Sociedad de julio-octubre de 1977, Willy Brand hará referencia al encuentro en Caracas en estos términos. “En el mes de Mayo de 1976, nuestros compañeros de Acción Democrática de Venezuela invitaron a un importante encuentro, que entre tanto se ha denominado \"Conferencia de Caracas\" y que ha alcanzado un lugar fijo en el desarrollo de las relaciones internacionales de las fuerzas social demócratas. La Conferencia de Caracas ha sido un gran paso en el camino hacia el diálogo a nivel mundial entre fuerzas progresistas, que se sienten unidas en la defensa de los principios básicos de libertad, justicia y solidaridad”.

Y Carlos Andrés Pérez, en el discurso que pronunciara en el evento, manifestó: “Esta mañana tuvimos oportunidad de escuchar de ese extraordinario líder de Europa, el compañero Willy Brandt, una interpretación de las ideas centrales de la Social Democracia, de sus conceptos fundamentales sobre el hombre y la política internacional. Le oímos con entusiasmo su definición de la libertad, como valor esencial de la humanidad. También esta mañana nuestros amigos europeos pudieron escuchar de labios de Rómulo Betancourt, este gran conductor de la democracia latinoamericana, un análisis, cabal de la realidad de nuestro sub-continente latinoamericano, la historia de sus luchas por la libertad y la democracia, y una explicación de la posición latinoamericana frente al mundo frente a nuestra propia circunstancia histórica”.

El libro El Suicidio del Poder en Venezuela de Juan Carlos Zapata ya está disponible en Amazon y Kindle

Encuentrálo Aquí
Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  konzapata.com