konzapata.com

El núcleo duro de la Fuerza Armada que arropa a Nicolás Maduro

miércoles 15 de noviembre de 2017, 16:14h
Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Grupo experto en el análisis y en lo operacional. Factores convencidos del proyecto, convencidos de que la Asamblea Nacional Constituyente fue la carta bajo la manga que cambió el curso político de los últimos meses, convencidos de la ruta electoral diseñada por Maduro y el CNE, convencidos de que Venezuela corre peligro de una intervención militar, convencidos de la “guerra económica”, el sabotaje y el bloqueo financiero.
El núcleo duro de la Fuerza Armada que arropa a Nicolás Maduro
Ampliar
Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Nicolás Maduro tiene su núcleo duro en la Fuerza Armada. Un núcleo al que le atribuye condiciones especiales de análisis, de anticipación de los escenarios políticos, de los eventos de magnitud. También es un núcleo que actúa cómodo en lo operativo. Un núcleo que encabeza el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, el general, el jefe militar que prometió regresar los uniformados del Gobierno de los cuarteles pero que optó luego por no mover nada. Y ya se entiende por qué. Padrino López es el cerebro del nuevo perfil de Maduro. Del Maduro del honor, del Maduro estadista, del Maduro que llevará el país a buen puerto, del Maduro fortaleza espiritual. En ese núcleo aparece el general Remigio Ceballos, quien sustituyó a Padrino López al frente del Comando Estratégico Operacional. Padrino López y Ceballos son expertos en el análisis. En la propuesta. En la planificación. Ambos, de por sí, construyen una pareja que trabaja a cuatro manos, y con Maduro. Y Maduro los reivindica. Luego aparece el general Sergio José Rivero Marcano, jefe de la Guardia Nacional. Este es el componente de la Fuerza Armada de más poder interno. No hay que olvidar que su ex comandante, Néstor Reverol, es también Ministro de Interior, y fue quien hizo de la Guardia Nacional la maquinaria represiva que es hoy, y por lo que Maduro se atreve a decir que la guarimba opositora no volverá “porque no la vamos a permitir”. Para ello cuenta con la Guardia Nacional que fue la que se echó encima todo el peso, todo el desgaste en los eventos últimos que terminaron con un saldo de más de 130 muertos, miles de heridos y miles de detenidos. En el núcleo duro sigue el general jefe del Ejército, Jesús Chourio, infaltable. Y sigue el jefe del Sebin, el general Gustavo González López. Con el jefe del Sebin hay una estrecha relación. De códigos secretos que se resuelven con una mirada, que puede ser una orden. El mismo Maduro ha dicho en público que González López sabe mucho, conoce mucho, y es lo que se espera del jefe de la policía política.

Remigio Ceballos, Comandante Estratégico Operacional.

Se pueden anotar muchas piezas más en el núcleo. Pero estos son los claves. Tal vez habría que sumar en lo inmediato al general Luis Motta Domínguez, el hombre del tema eléctrico, el que no ha podido con el asunto eléctrico, pero que sigue allí. En fin, con este núcleo duro trabaja Maduro. Y ellos con Maduro, convencidos del proyecto, convencidos de que la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) fue la carta bajo la manga que cambió el curso político de los últimos meses, convencidos de la ruta electoral diseñada por Maduro y el CNE, convencidos de que Venezuela corre peligro de una intervención militar, convencidos de la “guerra económica”, el sabotaje y el bloqueo financiero. Es el núcleo que también está llevando a cabo la reestructuración de las zonas de la Fuerza Armada. Más presencia. Más integración entre los componentes y las regiones que ya son ocho. Mayor operatividad. “Más capacidad de fuerza”. Más control porque el plan es más contacto con el mundo civil. Es el núcleo al que Maduro le ha garantizado que pase lo que pase habrá recursos para fortalecer el aspecto operacional de la Fuerza Armada, un asunto que se había dejado en segundo plano por la prioridad puesta en la Guardia Nacional y porque los recursos no alcanzan para todos. Maduro ya lo dijo: Nos pondremos al día. Y en la Fuerza Armada, pues aplauden. Pero eso sí, a cambio, Maduro solicita al núcleo duro y al resto del generalato no bajar la guardia. No confiarse. “Estamos viviendo un mejor clima… Pero hay que cuidar cada detalle… Hay que ser desconfiado”.

KonZapata