konzapata.com

China da oxígeno a Maduro con nuevos acuerdos

viernes 14 de septiembre de 2018, 09:00h
Por Krystel Montes De Oca (@Rendivalores).- El Gobierno suscribió 28 acuerdos de cooperación energética en la XVI Reunión de la Comisión Mixta de Alto Nivel China-Venezuela (CMAN) realizada ese viernes en Beijing, para incrementar la producción de hidrocarburos en la Faja Petrolífera del Orinoco y potenciar las nuevas relaciones en materia gasífera y minera, como respuesta a la complicada situación financiera del Estado venezolano.
China da la bienvenida a Nicolás Maduro / Foto de Twitter: @DrodriguezVen
Ampliar
China da la bienvenida a Nicolás Maduro / Foto de Twitter: @DrodriguezVen

El Gobierno de Nicolás Maduro pareciera haberse decantado por la última carta de financiamiento que posee, China, ante una abrupta caída de la producción petrolera hasta los 1.448 millones de barriles diarios ubicándola en los niveles más bajos desde hace más de 60 años, sumado a los graves problemas de liquidez del país, con apenas 8.300 millones de dólares en reservas internacionales, con una economía que cae por quinto año consecutivo y sin acceso a financiamiento externo por las sanciones financieras de Estados Unidos.

China durante una década ha entregado cerca de 60.000 millones de dólares a Venezuela, posicionándose como su principal socio financiero.

Pese a que esta deuda es abonada con crudo, la nación todavía adeuda unos 20.000 millones de dólares, cuyo período de gracia venció el pasado mes de abril y se espera renovar por seis meses más en esta reunión.

Sin embargo, el flujo de dinero se había detenido hace casi tres años, cuando Venezuela pidió un cambio en los términos de pago provocado por la caída de los precios del petróleo y el declive en la producción de crudo.

Para renovar la línea de financiamiento, Venezuela aceptó ceder 9,9% de las acciones de la Petrolera Sinovensa, en la que PDVSA es socio mayoritario, y establecer un memorando de entendimiento para la protección de inversiones con China, a cambio del nuevo crédito de 5.000 millones de dólares.

Además, entre la veintena de pactos que se firmaron con empresas chinas figuran algunos dedicados a la explotación de áreas petroleras en la Faja del Orinoco, así como también alianzas con el sector minero, tecnológico y de salud.

Algunos otros detalles que han trascendido del acuerdo entre ambos países es el financiamiento de 184 millones de dólares a una empresa mixta formada por PDVSA y China National Petroleum Corporation (CNPC) para explotar el campo Zumano en Anzoátegui, como parte del crédito de 5.000 millones de dólares en inversión directa a la producción.

Si bien estas medidas podrían contribuir a recuperar parte de la producción perdida, llama la atención las garantías que daría el Gobierno para cumplir la deuda y si ellas representan una nueva pérdida de soberanía sobre los recursos naturales del país.