konzapata.com

Nicolás Maduro hipoteca y entrega el petróleo de Venezuela a China

lunes 17 de septiembre de 2018, 09:00h
Por Juan Antonio Avellaneda.- El presidente Nicolás Maduro estuvo los últimos días en China en la clausura de la Comisión de Alto Nivel China-Venezuela donde se firmaron 28 acuerdos y una línea de crédito por 5.000 millones de dólares. Los acuerdos no están del todo claros aún, debido a que la información oficial ha venido del lado de Venezuela. De China solo ha habido pronunciamientos muy generales como que “está dispuesta a trabajar con Venezuela para fortalecer los intercambios y la amistad entre ambos países”.
Los acuerdos Venezuela-China deben ser analizados en su magnitud / Correodelorinoco
Ampliar
Los acuerdos Venezuela-China deben ser analizados en su magnitud / Correodelorinoco

Fuentes como Argus Media, la agencia de noticias especializada en energía aquí en Londres, el mismo viernes publicó lo que serían los acuerdos más importantes de esta cumbre que como Argus Media bien comentó, no puede pasar desapercibida.

Destaca la cesión del 9.9% de la empresa mixta Sinovensa a China Petroleum Corporation. Sinovensa es una empresa mixta PDVSA-China Petroleum que produce 130.000 barriles de crudos pesados en la Faja del Orinoco. De esta forma los chinos aumentan su participación de 40% a 49,9% en esta empresa mixta petrolera. No se aclara el porqué de esta cesión de acciones. Se especula en el mercado que es para darle curso a la reducción de la deuda que mantiene Venezuela con China.



El acuerdo de Sinovensa es el primero de muchos otros que vendrán, en los que PDVSA cederá acciones a cambio de disminución de deuda, es decir una privatización. Privatización de la que viene alertando el expresidente de PDVSA, Rafael Ramírez.


En la misma materia petrolera se alcanzó un memorándum de entendimiento para el desarrollo de las empresas Petrourica (proyecto en el bloque Junin 4 de la Faja del Orinoco) y Petrozomano, empresa mixta petrolera de crudos livianos en Anzoátegui. Sin precisar composiciones accionarias, se conoce que Petrourica podría alcanzar una producción de 400.000 barriles diarios.

Sobre el crédito por 5.000 millones de dólares, Argus Media comenta que el mismo estaría respaldado en oro, bajo un acuerdo de explotación conjunta de reservas de ese mineral en Guayana. Asimismo, la prestigiosa agencia de noticias de energía comenta que China y Venezuela firmaron un acuerdo de protección de inversiones donde China busca garantizar la legalidad de los acuerdos firmados.


Siendo estos los acuerdos más importantes concluimos que:


-De nuevo la falta de transparencia es común en esta administración de Maduro. Los acuerdos no se conocen en su totalidad y lo que se sabe es por agencias de noticias extranjeras que tienen fuentes en China.

-El acuerdo de Sinovensa es el primero de muchos otros que vendrán, en los que PDVSA cederá acciones a cambio de disminución de deuda, es decir una privatización. Privatización de la que viene alertando el expresidente de PDVSA, Rafael Ramírez. Hoy, según la Ley de Hidrocarburos, al accionista extranjero no puede alcanzar más de un 49,9%. Sin embargo ya se rumora en los mercados un cambio constitucional vía Asamblea Constituyente. De modo que se eliminaría el decreto que establece que PDVSA debe tener por lo menos el 50,1% de cualquier empresa mixta. Veremos más salidas de este tipo no solo con los chinos si no también con otros socios de la Faja.Rafael Ramírez viene alertando sobre la privatización de PDVSA / Foto: @RRamirezVE

-Los 5.000 millones de dólares de préstamo se celebran como si fuera un gran salvavidas siendo la realidad que esto alcanza a penas para pagar la deuda a Conoco y poner al día algunos de los bonos de deuda vencidos; con lo que se demuestra el nivel de desesperación del gobierno de Maduro por recursos.

-De ser cierta la garantía en oro como dice Argus Media, los chinos logran uno de sus deseos desde hace varios años y es tomar control de los yacimientos auríferos de Venezuela. Aquí podríamos estar en presencia de una privatización del sector o una venta a futuro del metal.

Cuando el presidente Xi Jinping modifico la constitución de China, declaró un plan de desarrollo económico y social hacia el 2049 cuando se cumplen 100 años de la República Popular China. Este plan busca que para esa fecha China tenga el PIB per cápita más alto del mundo. Para cumplir este deseo es necesario un crecimiento sostenido de lo que es hoy la segunda economía más grande del mundo y para esto se necesita energía. Es por esto que China se acerca a Venezuela. Más que por el aspecto ideológico son los intereses comerciales los que están en juego, destacando los recursos y en especial el petróleo venezolano.

China ha venido poco a poco tomando activos energéticos importantes en Venezuela que la ayuden a proveer los recursos naturales necesarios para sus objetivos. Aun no se sabe el alcance de dichos acuerdos o cuánto más entregó Nicolás Maduro, pero sí podemos concluir que esta cumbre de alto nivel entre Maduro y Xi Jinping catapulta la entrega de los principales activos energéticos a China.