konzapata.com

La constitución de Escarrá y Maduro ya se está aplicando

lunes 17 de septiembre de 2018, 07:50h
Por Orlando Zamora.- Analistas de bancos internacionales y expertos venezolanos le atribuyen al gobierno de Nicolás Maduro una mayor permanencia en el poder a la esperada. No divisan una salida distinta. Pero el Gobierno ha sobrevivido gracias a una descomunal edición de dinero digital, que alimentaba a sectores vulnerables, pero incurriendo en costos asombrosos, entre ellos la más grande hiperinflación continental y la caída en el primer semestre de 2018 del PIB en un 25%.
Herman Escarrá amenaza con la nueva constitución pero esta ya se aplica en la realidad. / Foto: PSUV
Herman Escarrá amenaza con la nueva constitución pero esta ya se aplica en la realidad. / Foto: PSUV

Ahora Maduro asume que saldrá victorioso, una vez más, con un paquete de reformas fiscales, con una pretendida bombona de oxígeno “cargada” de billetes chinos que engordan la deuda petrolera, justo cuando menos se produce hidrocarburos y sus derivados.

Privilegia un enorme aumento salarial engañoso, de sal y agua, dirigido a los sectores menos productivos por edad y menor peso económico. Demagogia costosísima que destruye las escalas salariales y alimenta otro detonante de crisis y reclamos sindicales muy pronto. En la práctica le bajaron los sueldos a todo el espectro laboral a excepción de los que perciben salarios mínimos, por cierto, duraderos por pocas semanas.

Manejan en el Gobierno, bajo la manga y suena otra vez, la imposición de la constitución comunal-socialista, piedra final del desastre convertido en poder absoluto. Otro detonante que no pasará liso, habrá conflicto por ello. Divagan si es el momento propicio para imponerla, se equivocan, hay desaliento es verdad, pero muchísima más rabia.

Mientras esto ocurre, más empobrecidos acuden a la basura, a las fronteras, para mitigar una feroz escasez de alimentos requeridos para sobrevivir. Otros buscan oro en el rio Guaire de Caracas. El Gobierno miente y ofrece oro mediante la venta de certificados. Es parte de la novela que coloca en pantalla. El petro nos sacará de abajo, señala. Los dólares lloverán, no más controles, salvamos a la revolución empleando inteligentemente tácticas capitalistas.

La miseria y el deterioro social lucen un semblante de” tranquilidad” ahora mismo, con calles y jardines remozados, con empleo fugaz, artificial. Obviamente sin que el país haya superado el hambre, la basura, sin agua ni gas y con apagones constantes ¿Esta “tranquilidad” es expresión de lo que ocurre en los interior profundo de la sociedad venezolana?

¿Es posible y viable insistir y constitucionalizar el modelo fracasado?

Salvo el constituyente Herman Escarrá y sus colaboradores, nadie conoce el proyecto de constitución comunal, pero, la gente especula ya acerca de la minimización de la propiedad privada, la imposición formal del socialismo tal como lo conocemos y lo sufrimos.

Más empobrecidos acuden a la basura, a las fronteras, para mitigar una feroz escasez de alimentos requeridos para sobrevivir. Otros buscan oro en el rio Guaire de Caracas.

Y ahí están de paso las aterradoras palabras de Escarra: “La constitución será más severa contra los delitos de traición a la Patria”.

Nos preguntamos: ¿Extraña acaso que acuñen entonces en esa pretendida constitución las mismas ideas y procedimientos que destrozaron a Venezuela? ¿Que la convirtieron en el país latinoamericano más atrasado? ¿Que ve correr a sus hijos al exterior como ninguno lo hizo antes? ¿Que superó incluso a los millones fugados de Cuba, un país menor? ¿Que redujo a la mitad la actividad económica en 5 años?

Esa locura sigue operando, no hace falta que Escarrá la ratifique de nuevo en el texto que elabora. Para muestra un botón, el fundamento que explica en la Gaceta Oficial la creación del nuevo Ministerio de Comercio Nacional habla por sí sólo de cómo quieren seguir dirigiendo bajo un gran atraso ideológico la economía del país:

Desmontará el metabolismo de la Guerra Económica (Profecía auto cumplida).

Regulará con cuatro ministerios las estrategias a fin de equilibrar la oferta y la demanda de los circuitos agroalimentarios (no con el mercado libre).

Ordenará el ámbito de comercio en el circuito capitalista (Reduciéndolo más).

Fortalecer el ámbito de distribución en la comuna, especialmente los Clap.

El Ministerio de Comercio Nacional articulará ambos circuitos (Como un jefe)

Instaurar el “Sistema de Información Estadística para el Seguimiento y Control del Inventario”, esto es el racionamiento electrónico de la escasez y el hambre.

La nueva retrógrada constitución puede venir, pero su imposición puede ser un gran detonante de la más feroz crisis engatillada, aunque reine un silencio aparente.