konzapata.com

Otro duro golpe para la actividad empresarial

martes 18 de septiembre de 2018, 10:00h
Por Argelia Rodríguez.- Aún los empresarios no se reponen del impacto de las medidas económicas anunciadas el pasado 17 de agosto, conocidas como el “Paquetazo Rojo”, y ahora se agrega el mega aumento de la Unidad Tributaria que significa otro golpe para los negocios.
 Foto: Pixabay
Ampliar
Foto: Pixabay (Foto: )

En el cuarto ajuste que se realiza en lo que va de 2018, la Unidad Tributaria pasó de 1.200 bolívares fuertes (0,012 bolívares soberanos) a 1.700.000 bolívares fuertes (17 bolívares soberanos). Una vez más el gobierno de Nicolás Maduro aprovechó la confusión que aun reina entre los ciudadanos con la eliminación de los 5 ceros de la reconversión monetaria, para hacer creer que el aumento no es significativo. Pero la realidad es que el incremento fue de 141.000%.

El sector industrial no sale de su asombro ante tales medidas. De hecho, en los últimos días tratan de analizar cómo sobrevivir ante el despojo del flujo de caja que se da tanto por los nuevos impuestos y la forma de cobrarlos semanalmente y por anticipado, como por el aumento descomunal del salario mínimo.

Industrias que aún están operativas señalan que las ventas se trancaron, muchos de sus clientes decidieron echar para atrás los pedidos ante estos cambios abruptos en las reglas de juego.

Ante la imposibilidad de recurrir a financiamientos por parte de la banca y ante la incertidumbre de los precios y de la fluctuación de la divisa, la mayoría de las empresas han decidido colocarse en posición “invernadero”.Industrias que aún están operativas señalan que las ventas se trancaron, muchos de sus clientes decidieron echar para atrás los pedidos ante estos cambios abruptos en las reglas de juego.

La dura realidad se palpa de inmediato al recorrer las calles de cualquier ciudad en Venezuela, o cualquier centro comercial. Las santamarías abajo es el elemento común en cualquier parte. No en balde, la presidente del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), María Carolina Uzcátegui, aseguró que 40% de los comercios han cerrado luego del anuncio de las medidas económicas. El abastecimiento de bienes y servicios también está afectado seriamente.

Los próximos días serán críticos para un consumidor que está cada vez más escaso de poder adquisitivo, a pesar del aumento del salario mínimo que, en pocos días, pasó de 30 a 13 dólares mensuales.