konzapata.com

La apuesta petrolera de Maduro con China

viernes 21 de septiembre de 2018, 16:00h
Por Krystel Montes De Oca (@Rendivalores).- Entre las declaraciones del presidente Maduro del pasado martes, destaca la venta del 9,9% de sus acciones en Sinovensa a CNPC, la estatal china. Siendo esta una de las medidas como parte del acuerdo para incrementar la producción de crudo que se encuentra en mínimos históricos.
Faja del Orinoco / Foto: Flickr
Ampliar
Faja del Orinoco / Foto: Flickr

Nicolás Maduro reafirmó este martes los términos de la nueva alianza con China para intentar sacar al país de la severa crisis económica en que se encuentra.

Resalta entre las declaraciones del mandatario, la venta del 9,9% accionario de Sinovensa a CNPC, con la idea de revertir la caída de la producción petrolera que se encuentra en mínimos de hace 60 años. Sinovensa es una de las empresas mixtas que opera en la Faja del Orinoco.

Maduro no especificó la cantidad de dinero que aportará CNPC por elevar su participación en Sinovensa, únicamente que China tiene previsto invertir 5.000 millones de dólares en Venezuela.

El plan financiero gubernamental ha sido ampliamente criticado por expertos pues consideran que las medidas no atacan las causas de los problemas económicos

El control del 60% de las acciones en las empresas mixtas había sido un derecho que Venezuela se reservaba. Sin embargo, los recientes acuerdos eliminan este derecho al ceder 49,9% de las acciones, sin garantizar nuevos créditos chinos para la nación, que todavía adeuda una parte de los 60 mil millones de dólares entregados a lo largo de una década.

En paralelo, Venezuela comenzó en agosto a firmar nuevos acuerdos con empresas de servicios petroleros que trabajarán para incrementar la producción de crudo a cambio de incentivos, un esquema altamente criticado por el expresidente de PDVSA Rafael Ramírez.

La meta con este plan de recuperación, según dijo el presidente Maduro, es conseguir duplicar la producción que se ubica actualmente en 1,45 millones de barriles diarios, según el último reporte de la OPEP, y cumplir con los envíos de un millón de barriles a China, como se estableció en los acuerdos que firmó en su momento Hugo Chávez.

El plan financiero gubernamental ha sido ampliamente criticado por expertos pues consideran que las medidas no atacan las causas de los problemas económicos y, por el contrario, recrudecerán los síntomas de la crisis como la inflación que según estimaciones del Fondo Monetario Internacional cerrará el año en 1.000.000 %.