konzapata.com

Las investigaciones sobre el caso de los Clap continúan

viernes 21 de septiembre de 2018, 17:01h
Por Ligia Perdomo @LigiaPerdomo.- A pesar de la demanda penal en su contra, Roberto Deniz, periodista de Armando.info, portal especializado en periodismo de investigación, no detiene su trabajo para descubrir lo que esconde la importación de alimentos para los CLAP, programa social del Gobierno que atiende a más de 70% de la población venezolana.
Las investigaciones sobre el caso de los Clap continúan
Ampliar

Desde Colombia, donde reside tras su salida forzosa de Venezuela, Deniz conversó con KonZapata sobre las actividades que él, junto al equipo fundador de Armando.info, adelantan fuera del país.

Con el apoyo de distintas organizaciones internacionales, el equipo de Armando.info logra mantener sus operaciones. La redacción de la revista Semana cobija a tres de los cuatro periodistas venezolanos que salieron del país entre diciembre de 2017 y enero de 2018 por varias amenazas expuestas en redes sociales y una demanda penal tras la publicación del texto “De Veracruz a La Guaira, un viaje que une a Piedad Córdoba con Nicolás Maduro”, el 3 de septiembre de 2017, firmado por Deniz.

De qué se les acusa

Difamación agravada continuada e injuria agravada son las causas de la demanda incoada –en septiembre del año pasado- por Alex Saab, empresario colombiano vinculado a la trama empresarial detrás del negocio de la importación de productos para los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), de acuerdo con las investigaciones de Armando.info.

“Salimos de Venezuela para tener protección personal, era inminente una medida de prohibición de salida del país, que se materializó en agosto”, dice Deniz, quien señala que lo sucedido “confirma el estado de indefensión en el que estamos los periodistas en Venezuela.

El trabajo publicado por Deniz expone el papel de Saab –investigado por distintas irregularidades en su país de origen- en la estructura empresarial que se montó para manejar la compra de alimentos inicialmente a México. Luego se sumaron otros países y empresas conectadas a la intermediaria principal Group Grand Limited, en las que al menos uno de sus accionistas o representantes estaba presente en más de una de las compañías participantes.

El caso lo lleva el Tribunal 11º de Primera Instancia en Funciones de Juicio del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas, que en agosto de este año dictó prohibición de salida del país a Roberto Deniz, Joseph Poliszuk, Alfredo Meza y Ewald Scharfenberg, reportero y editores de Armando.info.

La demanda fue aceptada en septiembre de 2017 por la jueza Milagros Herrera Abache, que renuncia en febrero de 2018, sustituida por la jueza Ghilda Molina Carrillo, quien ha tomado las decisiones en el caso de los periodistas de Armando.info.

Fue duro abandonar Venezuela

“Salimos de Venezuela para tener protección personal, era inminente una medida de prohibición de salida del país, que se materializó en agosto”, dice Deniz, quien señala que lo sucedido “confirma el estado de indefensión en el que estamos los periodistas en Venezuela (…) Jamás hubiese querido que llegara a esto, salir del país y dejar a mi familia. Es triste”, asegura.

En Armando.info no desmayan en su esfuerzo por dar a conocer las tramas de corrupción detrás de algunos de los grandes negocios del Gobierno y sus beneficiarios, como el caso Odebrecht.

Los cuatro comunicadores sociales cuentan con una red de apoyo que garantiza la continuidad de su trabajo. La Federación Internacional de Periodistas, el Instituto Prensa y Sociedad (IPYS), el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (que sacó a flote el escándalo de los Panama Papers), entre otras organizaciones, les han dado un espaldarazo.

“Nos sentimos muy respaldados y sabemos que mucha gente vela por el derecho a la libertad de expresión, no solo en este caso, sino por el tema Venezuela”, señala Deniz.

Son ya varios los trabajos publicados por Armando.info bajo la autoría de Roberto Deniz que develan no solo quiénes se benefician del negocio de los CLAP, sino la mala calidad de algunos de sus productos, como la leche en polvo elaborada en México, comprobada por un análisis químico en un laboratorio de la Universidad Central de Venezuela.

Abandonaron el país ante la inminente amenaza de que se les prohibiera salir de Venezuela, luego de la demanda. “En lo personal fue muy desconcertante. Casi de un día para otro hubo que hacer maletas y pensar en continuar el trabajo fuera del país”, comenta Deniz.

Un caso con muchas redes

Nunca se plantearon la posibilidad de dejar de investigar. “El objetivo de la demanda era amedrentar y que por temor no siguiéramos avanzando en la investigación. Eso no ocurrió y no va a ocurrir”, afirma Deniz con determinación.

“Las investigaciones sobre los CLAP continúan. Nadie pensó que iban a terminar descubriendo empresas en Hong Kong, Barbados, Turquía y Abu Dhabi. Era impensable cuando empezamos la investigación”, comenta Deniz.

El periodista afirma que las investigaciones sobre las cajas CLAP revelan cada vez más opacidad. “No tiene lógica que una política pública haya terminado siendo un negocio” y que, desde marzo de 2016 cuando arranca el programa social, ningún funcionario haya dicho cuánto se ha gastado en los CLAP, señala el periodista, que indica que las empresas que se encargan de la compra de los alimentos están registradas en paraísos fiscales.

Cada vez que Armando.info ha intentado obtener una respuesta de alguno de los involucrados en la investigación no la han conseguido. Ni antes ni después de la demanda de Saab, se solicitó derecho a réplica, como lo estable el artículo 58 de la Constitución “cuando (la persona) se vea afectada directamente por informaciones inexactas o agraviantes”.

La demanda en curso desde hace un año no impedirá el seguimiento que se le hace al caso de los CLAP. En julio, el tribunal de la causa les prohibió a los cuatro periodistas la salida del país, ya estando fuera; en agosto, se les solicitó no mencionar a Alex Saab en sus investigaciones porque afectaban su honor y reputación. Este septiembre, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), sin ser un órgano del sistema de justicia, prohibió al portal difundir información sobre el demandante.

“Es curioso que Conatel, regulador de las telecomunicaciones, dirija un oficio donde pide dejen de inventigar y mencionar a Saab. Hay un intento por silenciar la investigación. Es evidente que la pretensión es censurar e intimidar a los medios digitales porque es el espacio que han encontrado los venezolanos y periodistas” luego que el Gobierno cercó a la gran prensa, sostiene.

Un trabajo profesional

“Desde el punto de vista profesional estamos blindados”, dice Deniz para señalar que cada uno de los hechos expuestos en sus trabajos periodísticos van acompañados de los documentos que soportan sus afirmaciones.

“La investigación no es animadversión personal, ni capricho, es el derecho que tienen los venezolanos a saber lo que hay detrás de un plan estatal”, apunta.

Desde el punto de vista legal, lo que está por venir no está claro. “El juicio no puede arrancar porque estamos fuera del país, pero no sabemos hasta dónde quiera llegar el demandante. Si va a iniciar otra acción en tribunales. ¿Qué puede terminar decidiendo el tribunal después de prohibir la salida del país, así como mencionar a Saab? La verdad, es incierto para nosotros”, dice Deniz a KonZapata.