konzapata.com

¿Puede ocurrir un reacomodo empresarial en Venezuela?

miércoles 26 de septiembre de 2018, 16:00h
Por Redacción @konzapata.- Comienzan a producirse ciertas versiones en círculos cerrados. Se escucha que habrá un barajo en la composición del dinero. Un barajo en los grupos económicos que aun quedan de pie. En las empresas. En los bancos. Se señala que puede ocurrir otro evento como el de 1993 y 1994 con la crisis financiera.
Foto: Wikimedia
Ampliar
Foto: Wikimedia

De pronto en Londres ocurren tres eventos sobre Venezuela. Uno detrás de otro. En los tres se habló de economía. Y por supuesto de régimen político. Dos fueron virtuales (webcast) y el otro en una sala. Ninguno fue anunciado en prensa. Más bien el esquema procedió por invitación entre quienes aun mantienen intereses económicos en Venezuela. Uno de los webcast contó con comentarios del ex ministro Gerver Torres. En el que se desarrolló en la City, el nivel de información fue bastante básico. Mucha especulación, poca novedad pero por el nivel de preguntas y la asistencia, se puede adelantar que hay interés en el tema Venezuela.

En Caracas también. Comienzan a producirse ciertas versiones en círculos cerrados. Se escucha que habrá un barajo en la composición del dinero. Un barajo en los grupos económicos que aun quedan de pie. En las empresas. En los bancos. Se señala que puede ocurrir otro evento como el de 1993 y 1994 con la crisis financiera. Entonces cayó medio sistema bancario, y hubo empresas que entraron a otra dimensión. Se habla hoy de bancos pequeños y medianos que no soportarán. Bancos que tendrán que buscar pareja. Acompañantes. Para fusionarse. Para aliarse. Y afirman que hay quienes apostarán a resistir. Porque si ya resistieron hasta aquí, hasta este punto, por qué no un poco más. De hecho, por ejemplo, los bancos ya no valen nada. Y como no valen nada, estos factores sacan cuentas, hablan del costo y el riesgo que asumirían en medio de ese barajo, en medio de esa recomposición. En algunos casos son actores nuevos. No necesariamente vinculados al poder chavista. Por el contrario, apuestan al cambio político. Y a quedar de pie en el barajo. Eso sí, fusionados con otros. La apuesta es que tendrán vida futura si habrá cambio político. O lo que es lo mismo: una apuesta arriesgada, así no sea altamente costosa.

Estos actores del dinero observan que la situación del país se deteriora a pasos agigantados. Que la crisis ha moldeado otro país. Pero que ese “otro” país va a colapsar.

En Londres se sacaron algunas conclusiones. Que la tendencia autoritaria en lo político va de la mano de radicalización en lo económico. Que los anuncios previos a la reconversión monetaria generaron expectativas no cumplidas. Que no hay ningún avance en la renegociación de la deuda. Que el impacto de la demanda de Conoco fue severo y de allí el arreglo con PDVSA. Por el contrario, la acción y demanda de Cristallex no ha tenido mayor repercusión. No se espera que pueda hacerse de Citgo. Que las sanciones están haciendo mella pero aún el gobierno de Nicolás Maduro tiene capacidad de aguante, sobre todo por la falta de una oposición política creíble.

Las conclusiones en Londres se produjeron antes del viaje a China de Maduro. En Caracas, las conversaciones han ocurrido en estos últimos días. Estos actores del dinero observan que la situación del país se deteriora a pasos agigantados. Que la crisis ha moldeado otro país. Pero que ese “otro” país va a colapsar, y de allí el barajo, y la recomposición en la empresa y en la banca. Porque todo va ir a un reacomodo. Nadie resiste. No se trata solo de los bancos pequeños y medianos. Sino también las farmacias, los supermercados, las ferreterías. Nadie resiste. La crisis golpea a todos los sectores. En consecuencia, los empresarios, los comerciantes, pequeños, medianos, buscarán opciones. Y esas opciones irán por el camino de las alianzas. O la venta.

En Londres se pregunta por el petro. En Caracas, hay perplejidad. En Londres hay expectativas sobre la libre convertibilidad. En Caracas se señala que el libre cambio del dólar es irreal. En Londres se pregunta sobre la deuda, el petro, PDVSA y la deuda documentada en petros. En Caracas, se habla de la caída de la producción petrolera. En Londres hay preguntas, muchas preguntas sobre la factibilidad de recuperar a PDVSA. En Caracas, se asegura que viene un barajo. Inevitablemente.

KonZapata