konzapata.com

Cuando el dinero de los venezolanos huele mal en el exterior

viernes 28 de septiembre de 2018, 22:30h
Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- El más reciente ha sido Carlos Dorado, el jefe de Italcambio. Pero ocurre a menudo. Les pasa a todos. Y lo peor, ocurre a aquellos conectados con el Gobierno y a aquellos sin conexión con el poder chavista. Porque todos huelen. O todos apestan, como dice un empresario. "Apestamos a dinero chavista y si somos ricos apestamos a dinero de la corrupción", apunta a KonZapata.
Foto: ViajesJetTour
Ampliar
Foto: ViajesJetTour

Lo de Dorado es que el Banco de España le negó entrar en Mundial Money Transfer, firma de envío de remesas. Esto lo informó el diario El Confidencial. Y la inversión sumaba un millón de euros, cantidad si se quiere modesta con los parámetros que por lo general mueven los boliburgueses.

Nada en comparación con lo puesto sobre la mesa por un grupo de tradición, de más de medio siglo de tradición en Venezuela, al que las autoridades de España le revisaron las cuentas arriba y abajo, adentro y afuera. Y todavía, señala el empresario, "cuando hacemos un movimiento fuera de lo común, un ejecutivo del banco está atento y al tanto, preguntando".

-De paso tuvimos que explicar no solo el origen de los fondos, que es lo usual. Tuvimos que demostrar quiénes somos, cuando nuestra historia habla por sí misma.

Eso está pasando. Es la queja de este empresario. De tercera generación de empresarios. Es como si pagaran justos por pecadores. Porque hay los pecadores. Por ejemplo, el ex asesor de un ex ministro de Finanzas de Hugo Chávez que fue descartado como cliente de uno de los grandes bancos españoles. Porque hay más justos: El empresario que con presencia nacional e internacional vio cómo le bloquearon las cuentas durante un par de semanas.

Soy venezolano, tengo dinero, pero no soy corrupto

A un empresario de Caracas le presentan un proyecto en Madrid. Porque tiene mucha plata.

Leer más.

Es una marca de origen ser venezolano. El solo hecho de provenir de allá de Caracas. Al extremo que la competencia de un banquero intenta ponerlo contra las cuerdas relacionándolo sin pruebas con el dinero sospechoso.

El caso de Dorado es diferente. Como informó la autoridad española, según recogió El Confidencial, "los adquirentes poseen un amplio 'holding' de personas jurídicas, en su mayoría patrimoniales, que, en algún caso, parecen tener por objeto negocios de una mayor exposición al riesgo de blanqueo, al haber sido constituidas en un paraíso fiscal".

Consecuencias de trabajar con Diego Salazar

Y pasan cosas como las de Andorra. Que a raíz de las investigaciones abiertas contra Diego Salazar, todos los que ejecutaron alguna operación con el primo de Rafael Ramírez, han sido revisados e inclusive algunos imputados. Este personaje se considera un justo. El lector decidirá si es pecador. ¿Qué dice?

-Yo tenía un contrato de trabajo. Me pagaban en una cuenta en Andorra. Pero yo no participaba de la corrupción -se defiende, sin negar que trabajó con Salazar.

De paso tuvimos que explicar no solo el origen de los fondos, que es lo usual. Tuvimos que demostrar quiénes somos, cuando nuestra historia habla por sí misma.

Compara su situación con los que a gobiernos y bancos ponen en revisión solo por el hecho de ser venezolanos, y venezolanos que mueven dinero. Sin embargo, no hay que dejar a un lado este detalle: que ya abrir una cuenta en un banco de Andorra implicaba que algo se quería ocultar. Y si Salazar era un individuo vinculado a la corrupción -caso conocido desde 2006-, pues habría que analizar el asunto de por qué pagar los honorarios en Andorra y no en otro lugar del mundo. Ya de por sí era sospechosa la situación.

-Pero la relación era estrictamente de contratados como asesores legales o financieros o de seguros. En la oficina de Salazar se daban instrucciones para abrir una cuenta en la oficina de representación del banco en Caracas. Se trataba en algunos casos de un solo pago y en cantidades que nada tienen que ver con las que aparecen en la prensa.

Esto afirma el personaje que trabajó con Diego Salazar. Salazar sigue detenido en Caracas. Y el ex asesor confronta problemas en Andorra.

Su caso es menos notorio. Mucho menos que el de Dorado. Que saltó de una a otra posición militante. Que de pronto apareció apoyando el ex gobernador del Táchira, José Vielma Mora, en temas de casas de cambio en la frontera. Que de pronto aparece vinculado al gobierno de Nicolás Maduro. Asesor y actor en las operaciones con el cambio. Dorado, a quien el dinero fácil le olía mal a distancia, terminó vinculándose con el régimen del dinero fácil. Dorado, amante de la filosofía y de Bertrand Russell, terminó bailando con los que la filosofía les importa bien poco.

Aquí la filosofía enseña que el dinero chavista tiene olor y color. A distancia. Y las autoridades huelen y ven. Y pagan justos por pecadores.