konzapata.com

Es un hecho: Agoniza la industria gráfica de Venezuela

martes 09 de octubre de 2018, 15:00h
Por Redacción @konzapata.- Al igual que el resto de los sectores productivos del país, la industria gráfica está a punto de dejar de existir. Y es que el plan de “Recuperación, Crecimiento y Prosperidad económica” anunciado por el gobierno de Nicolás Maduro el pasado 17 de agosto, ha resultado todo lo contrario de lo que su nombre señala.
Foto: Ministerio de la Presidencia de Venezuela.
Foto: Ministerio de la Presidencia de Venezuela.

En lugar de recuperación y crecimiento, las industrias nacionales se han visto obligadas a trabajar al mínimo posible, y en el peor de los casos, a cerrar sus puertas. Eso es lo que refleja el comunicado emanado de la Asociación de Industriales de Artes Gráficas, AIAG, mediante el cual se expresa la preocupación del gremio ante las consecuencias de las medidas económicas recientemente adoptadas.

Esmic Rodríguez, presidente de la AIAG, señaló que a poco más de un mes de los anuncios, gran número de fábricas tuvieron que bajar la santamaría. “Muchas empresas al no poder asumir el aumento decretado por el Estado aceptaron acogerse al subsidio, mientras otras asumieron la posición de cancelar el aumento directamente enfrentando un alto costo, una gran mayoría de empresas cerraron sus puertas”.

El cese de operaciones en el país de la empresa Smurfit Kappa Cartón de Venezuela, ha generado grandes inconvenientes a otras empresas afiliadas a la organización que dependen de la materia prima que les proveía.

Ya en el primer trimestre, el gremio de los gráficos alertaba que la producción había caído 60% en relación con el mismo lapso de 2017 y las empresas estaban operando apenas a 10% de su capacidad.

Rodríguez manifestó: “nuestro sector no escapa a la realidad del país y muy pocos de nuestros afiliados están trabajando continuamente, la mayoría trabaja 3 días a la semana o medio tiempo, haciendo un trabajo de vez en cuando para poder cubrir los gastos”.

Agrega que “todos los empleados y obreros pasaron a recibir un salario mínimo. Eliminar las escalas salariales y poner a todos en igualdad, es el punto de inflexión para determinar ¿cómo se llama la obra?, y en base a eso tomar las estrategias dentro de nuestras empresas”, destaca el documento de la AIAG.

A través de un comunicado, la Aiag advierte que el cese de operaciones en el país de la empresa Smurfit Kappa Cartón de Venezuela, ha generado grandes inconvenientes a otras empresas afiliadas a la organización que dependen de la materia prima que les proveía.

“Con el cierre de sus operaciones en Venezuela se pone todo en perspectiva, una empresa fundada en 1954, que deja más de mil trabajadores sin sustento, el conglomerado exportador más grande de nuestro gremio y mejor estructurado, hace un ruido en nuestros agremiados ya que muchos dependen del cartón nacional para fabricar estuches”.

Señalan que “muchas corrugadoras no tendrán materia prima y faltarán las cajas para embalar en las líneas de producción”.

KonZapata