konzapata.com

Arabia Saudita rompe un tabú de medio siglo: el petróleo como arma política

martes 16 de octubre de 2018, 16:00h
Por Krystel Montes de Oca(@Rendivalores).- Durante 45 años, se ha considerado inaudito romper el balance política-petróleo por parte deArabia Saudita. Pero de repente, Riyadh hizo lo que muchos interpretaron como una amenaza encubierta de usar la riqueza petrolera del reino como un arma política ante las amenazas de severas sanciones económicas de Estados Unidos.
¿Si Donald Trump sanciona  Arabia Saudita cómo responderá? / Foto: wbur.org
Ampliar
¿Si Donald Trump sanciona Arabia Saudita cómo responderá? / Foto: wbur.org

Los precios petroleros podrían alcanzar máximos históricos si los Estados Unidos imponen sanciones económicas en contra de Arabia Saudita, de acuerdo con un artículo de opinión escrito por Turki Al Dakhil, quien dirige la red estatal de noticias Arabiya y está cerca de la Corte Real.

La advertencia viene dada en medio de crecientes tensiones entre el Reino y la administración de Donald Trump, tras la desaparición del periodista residente de los Estados Unidos, Jamal Khashoggi, quien ha sido un crítico destacado del gobierno del príncipe heredero Mohammed bin Salman. El periodista desapareció el pasado 2 de octubre en el consulado saudí en Estambul, Turquía.

Arabia Saudita, el mayor exportador de petróleo del mundo, dijo el domingo que tomaría represalias más fuertes contra cualquier medida punitiva relacionada con la desaparición del columnista del Washington Post, rompiendo un tabú del mercado petrolero: utilizar el petróleocomo un arma política, algo inaudito desde el embargo árabe de 1973 que desencadenó la primera crisis petrolera.

Para calmar las preocupaciones en el mercado, el ministro de energía saudita, Khalid al-Falih, dijo este lunes que, si bien las condiciones del mercado petrolero eran difíciles en la actualidad, el reino continuaría comprometido a actuar como amortiguador ante cualquier escasez de suministro.

Las inquietudes se avivaron tras que Turki Al Dakhil hablara abiertamente sobre el uso del petróleo como arma. "Si el presidente Trump se enojó con el petróleo de $80, nadie debería descartar que el precio suba a $100 y $200 por barril o tal vez el doble de esa cifra", escribió. Las sanciones llevarían a que el país de Medio Oriente no se comprometa a producir 7,5 millones de barriles diarios.

Ante los hechos, el Brent subió durante la mañana de este lunes 1,49 dólares por barril a un máximo de 81,92 dólares. El crudo en Estados Unidos subía 60 centavos a 71,94 dólares. En lo que va del año, el precio del petróleo ha subido más del 25%, lo que ha llevado a algunos inversores a apostar a que un retorno a los tres dígitos podría estar a la vuelta de la esquina.

Para calmar las preocupaciones en el mercado, el ministro de energía saudita, Khalid al-Falih, dijo este lunes que, si bien las condiciones del mercado petrolero eran difíciles en la actualidad, el reino continuaría comprometido a actuar como amortiguador ante cualquier escasez de suministro.

Por el momento, las sospechas sobre el papel de Arabia Saudita en la desaparición de Khashogui han manchado la imagen reformista cuidadosamente cultivada por el príncipe heredero Mohammed.

Las acciones en Arabia Saudita se desplomaron el domingo, en medio de crecientes temores de consecuencias globales. El principal índice bursátil del país en Riyadh, el Tadawul, cayó hasta un 7% en una etapa, ya que miles de millones de dólares fueron eliminados del valor de las principales compañías saudíes. El índice recuperó algo de terreno más tarde en el día de negociación para cerrar cerca de un 3,5%.