konzapata.com

Maduro rompe la promesa que le hizo a los asesores económicos

viernes 19 de octubre de 2018, 19:00h
Por Orlando Zamora.- El Gobierno de Nicolás Maduro faltó a su compromiso con los asesores extranjeros del paquetazo rojo, incluyendo a los técnicos del Banco Central de China, que exigieron cesar por completo la emisión desordenada e irresponsable de bolívares soberanos sin respaldo de exportaciones petroleras y mucho menos con un brutal decrecimiento del PIB (-18%).
Maduro prometió disciplina fiscal pero hizo lo contrario / Foto: nicolasmaduro.org
Ampliar
Maduro prometió disciplina fiscal pero hizo lo contrario / Foto: nicolasmaduro.org

Maduro se comprometió públicamente en cadena nacional a no editar más dinero inorgánico y apeló a la disciplina pretoriana sobre el gasto fiscal desbordado. Admitió que misiones y bonos eran imposibles sin éste. Acordó no repetir más ese expediente.

Para acometer el verdadero plan de ajuste rojo, extraña reducción del gasto estatal cosmético, posiblemente se duplique en lo que queda de año la llamada liquidez ampliada.

Por otra parte, como en el boxeo “tiró la toalla”, al darse por vencido por la supremacía del dólar paralelo, pelea a muerte que perdió, con la peor faena, “borrándolo de la economía y de la mente de todos” al reemplazarlo imaginariamente por el euro que es exótico para el común de los venezolanos.

El Gobierno en 60 días ha aumentado escandalosamente el crecimiento del dinero base y éste se ha multiplicado de forma bárbara con las operaciones bancarias de créditos en cuentas corrientes, realizadas justamente con ese dinero inorgánico editado por el BCV por instrucciones del Poder Ejecutivo.

Y muy pronto se reproducirá mucho más, por diversos factores como la entrada directa sin respaldo en divisas ni producto económico de los billetes de 100 y 200 bolívares soberanos, el inicio también de ciclo estacional de los meses de noviembre y diciembre, aprovechados para reeditar las publicitarias“navidades socialistas del hambre”.

Tareck El Aissami no aporta nada nuevo en anuncios económicos

Sombrío, con imprecisiones en lo que estaba diciendo, la conferencia (sin preguntas) que realizó Tareck El AIssami el miércoles 17 iba transcurriendo sin anuncios nuevos.

Leer más

Para acometer el verdadero plan de ajuste rojo, extraña reducción del gasto estatal cosmético, posiblemente se duplique en lo que queda de año la llamada liquidez ampliada, y por ello y sólo por ello se produjo un cuasi corralito de los flujos monetarios de los bancos, al extender como jamás se ha visto en Venezuela el encaje ordinario en 40% del total de las captaciones bancarias y conservar el 100% sobre el encaje excedente. Ante lo primero el segundo obviamente disminuirá visiblemente.

Qué ha pasado con la liquidez desde el paquetazo rojo

La hábil reducción de 5 ceros al nuevo cono monetario soberano, disimuló la billardada (leer miles de millones de millones, 16 cifras) de bolívares fuertes, que trajo como consecuencia la terrible hiperinflación -en noviembre cumplirá un año- cerrando diciembre con un 1.300.000% anualizada.

El régimen propició una brevísima ilusión monetaria de alegría que se disipó en la mitad del mes de octubre. El efecto psicológico de eliminar los 5 ceros ya murió.

El régimen propició una brevísima ilusión monetaria de alegría que se disipó en la mitad del mes de octubre. El efecto psicológico de eliminar los 5 ceros ya murió.

Al eliminar los 5 ceros al bolívar fuerte, el paquetazo arrancó con un agregado monetario total de 33.000 millones de soberanos. Pues bien, esta semana se ubicó, en apenas dos meses, agosto-octubre, en 4,7 veces más, es decir, 156.130 millones de bolívares soberanos. Así, en los últimos 30 días se elevó en un 28,7%.

O sea, 15 billardos de los viejos. Es la medida que se aplicó en el primer semestre del 2018 para comprender las terribles 16 cifras del dinero circulante sin bienes importantes que se pudieran comprar. Obra terrible del gobierno de Maduro.

Esto significa que en diciembre 2018 el dinero llamado soberano sumaría posiblemente 312.260 millones de bolívares nuevos, contribuyendo así el régimen con el despropósito de una hiperinflación para el venidero año de 10.000.000% y una caída de la actividad económica del -5%. Y un 70% de destrucción económica. Es la obra de la funesta gestión de Maduro 2013-2019.

Hacia dónde quiere apuntar el Gobierno

Estos tristes vaticinios explican por qué el Gobierno está dispuesto a semi paralizar a la banca con los graves encajes que le impone.

El plan del Gobierno es tan simple como su imaginación: mantiene a la moribunda revolución con gasto público sin calidad productiva y financiado en un 90% por dinero inorgánico, emitido por la autoridad monetaria. Frena la actividad bancaria, con desorden operativo incluido, para restringir al máximo que otorgue créditos que impulsen mucha más inflación y de paso no alimente con esos fondos congelados la desesperada dolarización de la economía nacional.

El cuento de los 2.000 millones de euros del gobierno de Maduro

El vicepresidente del Area Económica, Tareck El Aissami soltó el mensaje. Lo dijo este miércoles. Y de entrada pocos le creyeron.

Leer más

Se auto ilusiona el régimen creyendo que impide con sus manejos de un euro “dosificado”, bajo en subastas discrecionales del Dicom, que el dólar paralelo marque, como lo hace, el proceso de formación de precios en la disfuncional Venezuela.

Se une al ridículo proceso de “desdolarización” de Rusia, explicable por las deplorables relaciones comerciales internacionales de eses país, que tampoco llegará muy lejos como Venezuela que es esclava del pago en dólares hoy como nunca en: cauchos, repuestos, honorarios médicos, carros e inmuebles.

En consecuencia, el chavismo ha derrumbado una vieja y exitosa economía que fue 69% petrolera y 31% no petrolera. De un país que funcionaba aun con todos sus problemas.