konzapata.com

¿Cuáles son los riesgos de un tsunami de precios en el mercado petrolero mundial?

lunes 22 de octubre de 2018, 14:00h
Por Juan Antonio Avellaneda.- El mercado petrolero mundial parece estar en puertas de una serie de acontecimientos que pueden provocar un aumento de la volatilidad del precio del crudo a nivel mundial.
La encrucijada de Donald Trump con Irán y Arabia Saudita. / Foto: Wikipedia
La encrucijada de Donald Trump con Irán y Arabia Saudita. / Foto: Wikipedia

Son tres los hechos que está ocurriendo al mismo tiempo. Dos geopolíticos y uno técnico. El puramente técnico es la situación de la producción de Venezuela que ha disminuido a casi 1.100.000 barriles diarios. Los otros son la situación en Arabia Saudita e Irán.

Empecemos con lo geopolítico. El Gobierno de Washington prevé activar el 5 de noviembre un paquete de restricciones en contra del sector petrolero de Irán. Esto ha provocado que países importadores como Japón, India, Corea del Sur hayan anunciado que no comprarán más petróleo iraní.

Voceros de Irán han amenazado con el cierre del estrecho de Ormuz, por el que pasa un 20% del crudo mundial, como represalia por el bloqueo de las exportaciones. Son casi 2.000.000 de barriles diarios. China, que es el principal comprador de crudo iraní parece que desafiará estas sanciones de Washington y continuará comprando. Es el único país que abiertamente ha manifestado esto.

En las guerras mundiales, y otros hechos de disrupción en el mercado petrolero mundial, Venezuela siempre fue pieza importante con su producción para tratar de estabilizar el precio. Pero hoy la industria petrolera venezolana está en su peor momento.

Los mercados petroleros mundiales esperan este 5 de noviembre para ver cómo se comportará el gobierno de China. El desenlace de estas sanciones pueden ser de alto impacto para el mercado petrolero mundial.

Y es que cuando Donald Trump anunció estas nuevas sanciones contra las exportaciones de crudo de Irán lo hacía porque el aliado tradicional de los Estados Unidos en este mundo petrolero, Arabia Saudita, se comprometió a suplementar la producción iraní. Pero el asesinato del periodista saudita crítico del gobierno de Riad, Jamal Khashoggi, en circunstancias no claras aun dentro del consulado de Arabia Saudita en Estambul, ocasiona que esa promesa se encuentre en riesgo.

Esta situación en Arabia Saudita ha puesto al gobierno de Donald Trump en una encrucijada geopolítica. Si este es muy crítico con el gobierno saudí, puede perder ese aliado en el mundo petrolero que sirve como base para su objetivo de sancionar y aislar aun más a Iran.

Y en este ajedrez de geopolítica energética entra Venezuela, pieza que en otro momento histórico podría haber ayudado a estabilizar los precios en el marco de una potencial espiral alcista por los hechos mencionados arriba.

En las guerras mundiales, y otros hechos de disrupción en el mercado petrolero mundial, Venezuela siempre fue pieza importante con su producción para tratar de estabilizar el precio. Pero hoy la industria petrolera venezolana está en su peor momento con una producción que apenas supera el millón de barriles. Eso hace que Venezuelaesté totalmente fuera del tablero de este ajedrez geopolítico energético que se generó en las últimas semanas.

Esta semana puede ser clave, la posturas de Estados Unidos y Europa ante Arabia Saudita por el asesinato de Kahshoggi puede generar un dominó de acontecimientos en el Medio Oriente. Sumando eso a la entrada de las fuertes sanciones contra Irán en dos semanas, este mercado de crudo puede estar en puertas de un tormenta perfecta. Venezuela hoy es un simple espectador.