konzapata.com

Diego Arria: Qué problema tan serio es la unidad de la oposición

martes 23 de octubre de 2018, 16:01h
Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Diego Arria lo dice. “Es un problema serio el de la unidad”. Diego Arria es la figura de mayor experiencia. Se diría también, la más universal de las que conforman el espectro opositor. La más internacional. Ha ocupado cargos de relevancia tanto en Venezuela como en la escena global. Y siendo embajador en la ONU corrió con la suerte de vivir uno de los periodos más intensos de la historia reciente. Lo que se dio en llamar el fin de la historia. La caída del muro de Berlín. La desaparición de la Unión Soviética. El conflicto en Centroamérica. El fujimorazo. La guerra de los Balcanes.
Diego Arria dice que la falta de unidad es una condena autoimpuesta / Foto: @diego_arria
Diego Arria dice que la falta de unidad es una condena autoimpuesta / Foto: @diego_arria

De las anécdotas que recuerda esta luce inolvidable. Remite a 1991. Postrimerías de 1991. En la ONU negocian el gobierno y la guerrilla el fin del conflicto en El Salvador. En un salón, esperan los guerrilleros. En otro, espera el gobierno. Javier Pérez de Cuellar es el secretario General de la ONU. Diego Arria está allí. Forma parte de este capítulo. Una llamada recibe el secretario General y sale. Regresa. Y regresa con una noticia. No cualquier noticia. Es 25 de diciembre de 1991. Pérez de Cuellar dice: La Unión Soviética ha dejado de existir. Es noticia oficial. Y ahora es Diego Arria quien hace una llamada. Llama a otro Pérez. A Carlos Andrés Pérez y le informa lo que acaba de ocurrir.

No hay líderes en Venezuela. Hay dirigentes. Y no es lo mismo. Hay una gran diferencia. Una gran brecha. Dirigentes que no generan confianza. Mucho menos inspiración.

-Me estás tomando el pelo –responde Pérez. No era broma. El mundo le decía adiós a la URRSS y la URRSS se despedía del mundo. Nacía la Federación Rusa y por allá asomaba un oscuro agente secreto llamado Vladimir Putin.

-¿Es imposible la unidad opositora?

-No la han querido.

-¿Cómo que no la han querido?

-El partido MUD sirvió para ganar las elecciones parlamentarias de 2015 y una vez ganadas la oposición se divide en 5 grupos.

-¿Por qué crees que esto es imposible?

-Porque no se sienten capaces de actuar en una sola bandera.

-Pero lo hicieron, como has dicho, en las parlamentarias. Ganaron la Asamblea Nacional.

-Pero desaparecieron el instrumento llamado MUD. Porque se creyeron que habían sido electos por sí mismos.

-La falta de unidad le resta fuerza a toda política. Sea diálogo, sea negociaciones, sea elecciones, sea ruptura…

-El principal problema que estamos confrontando y que ha hecho bajar la presión sobre el caso venezolano es la actitud de la dirigencia. Unos hablan de elecciones municipales. Otros de participar en un referendo sobre un proyecto de constitución ilegítimo. Otros que la solución de Venezuela es negociada.

-Posiciones de varios partidos.

-Partidos que son empresas. Que tiene socios. No militantes. Sin credibilidad y sin confianza, que son los ejemplos concretos de AD y Copei.

-Entonces resulta que va a ser imposible la unidad.

-No hay líderes en Venezuela. Hay dirigentes. Y no es lo mismo. Hay una gran diferencia. Una gran brecha. Dirigentes que no generan confianza. Mucho menos inspiración.

-Estamos condenados, en consecuencia.

-La condena es autoimpuesta.