konzapata.com

Las elecciones que la oposición le pudo haber ganado a Maduro

viernes 26 de octubre de 2018, 16:00h
Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero señaló hoy que de haber concurrido la oposición unida a las elecciones de mayo, Nicolás Maduro hubiera perdido las elecciones. O mejor dicho. La oposición hubiese ganado. Se lo dijo a toda la prensa de España que fue a escucharlo hoy en un foro en Casa América de Madrid, evento en el que acompañó al expresidente de Colombia, Ernesto Samper.
Zapatero dice que va decir la verdad aunque sea incómoda. / Foto: Wikipedia
Zapatero dice que va decir la verdad aunque sea incómoda. / Foto: Wikipedia

Zapatero está convencido de ello. Y aún más. Maneja un número. La victoria opositora se hubiera sellado con una ventaja por encima del millón de votos. "Hubiera ganado. Es mi opinión", apuntó, tajante.

Es la primera vez que Zapatero se expresa en estos términos. A KonZapata le dijo: Voy a comenzar a hablar. Y a los periodistas que lo consultaban dijo: Esa es la verdad. Y la voy a decir y a mantener aunque sea incómoda. La verdad es incómoda.

Las declaraciones del expresidente se produjeron en este contexto. Ante una pregunta de la eventualidad de que otra vez se retome el diálogo en Venezuela y que es el gobierno de Maduro el que no cumple con los acuerdos. Zapatero negó esta especie. Dijo que él fue testigo. Que estuvo en República Dominicana y que no fue el Gobierno sino un dirigente de la oposición el que rompió el acuerdo. No lo mencionó por su nombre pero evidente que se refería Julio Borges. Si se guardó el nombre, en cambio aclaró que ese dirigente representa a uno de los sectores extremos de la oposición.

Es la primera vez que Zapatero se expresa en estos términos. A KonZapata le dijo: Voy a comenzar a hablar. Y a los periodistas que lo consultaban dijo: Esa es la verdad. Y la voy a decir y a mantener aunque sea incómoda. La verdad es incómoda.

Antes, en el foro con Samper, en el que ambos exploraron las vías de la integración latinoamericana, había dicho que “Vivimos tiempos en los que el diálogo como gran categoría política empieza a estar criminalizado”. Sin embargo, él va a insistir en su verdad y su posición. Solo el diálogo conduce a la resolución de conflictos. Y a soluciones estables.

Sobre aquellas elecciones a Zapatero no le quedan dudas de que la victoria hubiera sido opositora. Saca cuentas. Que entre los votos que obtuvo Henri Falcón y los electores que se quedaron en casa, se marcaba la diferencia.

Zapatero añade algo más. En el Gobierno llegan a reconocer que la unidad opositora habría complicado el panorama electoral. De lo cual, el lector puede conjeturar que Maduro no descartaba perder, pero en bajo ese otro escenario. No en el que concurrió que le facilitó las cosas.

A casi un año de que no se firmara el acuerdo de Santo Domingo, hay que preguntarse. ¿Está mejor la oposición que en 2015? ¿Que en 2016? ¿Que en 2017? Incluso, ¿está mejor que en enero de 2018? Zapatero sigue siendo un creyente de que con aquellas condiciones establecidas en el acuerdo roto por Julio Borges, la historia sería otra.

En cuanto al diálogo, Zapatero señaló que este debe continuar "y tiene que ser defendido. Estamos en una fase política reduccionista, en la que parece que la palabra diálogo pudiera estar también incursa en algún tipo penal, lo cual indica hasta qué punto se quiere desplazar la política. Porque la política es diálogo, por muy adversario que uno se considere, por muy distante que esté de unas posiciones, de una política, si no hay diálogo no hay futuro de convivencia. Todas las políticas que niegan el diálogo para Venezuela o para cualquier otro sitio y que lo demonizan, son políticas que abocan a conflicto".