konzapata.com

¿En realidad qué acordó el Gobierno con Air Europa y el Petro en el medio?

viernes 02 de noviembre de 2018, 22:00h
Por José Manuel Rotondaro.- Más curioso fue el anuncio del Vicepresidente del Área Económica, Tarek El Aissami, el mismo lunes 29, sobre el acuerdo del Gobierno con Air Europa. De sus declaraciones pareciera desprenderse que Maduro le entregaría a esa empresa, específicamente al grupo del cual forma parte, Globalia, la administración de los aeropuertos del país y algunos hoteles. Esto puede ser el mecanismo que consiguió la aerolínea española para recuperar los fondos retenidos en bolívares producto de la venta de pasajes.
Pepe Hidalgo cree que la esperanza es lo último  que se pierde / Foto: Wikipedia
Ampliar
Pepe Hidalgo cree que la esperanza es lo último que se pierde / Foto: Wikipedia

Apurados, sin estar listos pero con la urgencia de ofrecer algún avance tangible antes que cerrara el mes, el lunes 29 comenzó la venta de petros. Ahora, ¿lo que venden en la esquina de Veroes es discutible? En la esquina de Veroes queda la sede de la Sunacrip.

Desde que a fines del año pasado Nicolás Maduro entusiasmó a los fanáticos de los criptoactivos con el anuncio de uno emitido por su Gobierno y respaldado por petróleo, la constante ha sido el alejamiento del Petro de lo que se entiende por criptoactivo, salpicado de anuncios falsos y fechas incumplidas.

Dónde está el respaldo del Petro

Lo insólito y lo que demuestra la improvisación del Gobierno es el hecho de que quien esté comprando hoy petros lo que recibe es un papel común. El Gobierno le echó la culpa, en esta ocasión, a Google aduciendo que esa empresa vetó las billeteras de criptoactivos.

Para empezar, el supuesto respaldo de reservas petroleras no es tal. Por un lado el precio oficial (algo insólito en los criptoactivos) no ha variado desde la fijación inicial el 20 de agosto pese a las variaciones de la cesta petrolera venezolana, rompiendo la ilusoria equivalencia de 1 Petro = 1 barril de petróleo.

Por el otro, esa ruptura fue formalizada en septiembre cuando alteraron las condiciones técnicas para establecer que el respaldo es una cesta imprecisa de varios minerales además del crudo. Es decir, más que petro ahora es en parte piedra.

Pero tenían que salir con algo en octubre, pues ya habían anunciado repetidamente el inicio de la venta del Petro. Una revisión del bloque que publica la Sunacrip pareciera indicar que efectivamente sí han habido transacciones desde el 29.

La información que contiene el bloque confirma las referencias anecdóticas recopiladas en las taquillas por medios de comunicación: sólo se han vendido cantidades simbólicas. Esto no debe sorprender porque el verdadero interés por el Petro vendrá cuando sea posible comprarlo con bolívares (supuestamente este mes) y luego venderlo por activos transables en el exterior, sean éstos divisas u otros criptoactivos de verdad.

Los asesores chinos y el Petro

Lo insólito y lo que demuestra la improvisación del Gobierno es el hecho de que quien esté comprando hoy petros lo que recibe es un papel común. El Gobierno le echó la culpa, en esta ocasión, a Google aduciendo que esa empresa vetó las billeteras de criptoactivos. En su habitual estrategia de desinformación, Tareck El Aissami mezcló una decisión de la empresa tecnológica el 18 de septiembre de suspender el acceso en su tienda de aplicaciones para dispositivos Android de algunas billeteras, pues éstas permitían el minado de criptoactivos sin conocimiento de los usuarios. Otras billeteras electrónicas no fueron afectadas.Foto: KonZapata

Cualquiera que sea la razón, hoy el comprador de petros se ve obligado a mantener su tenencia en una cuenta virtual en una página web manejada exclusivamente por el mismo Gobierno. Y para los que lo adquieren en las taquillas de la Sunacrip (mezcla de regulador, intermediario, emisor y tesorero), lo que tendrán será un papel. Esto demuestra lo alejado que, por los momentos, está este supuesto criptoactivo de lo prometido el año pasado.

Por otro lado, las imágenes publicadas por la vicepresidente Ejecutiva, Delcy Rodríguez, mostrando a integrantes de la misión de expertos económicos de China comprando un Petro con yuanes y recibiendo su papelito, no sorprende. La foto recuerda la compra de artesanías de dudosa calidad pero de bajo costo que ejecutivos adquieren en viajes de negocio, más para mostrar a sus colegas en la oficina que por algún propósito concreto. Aunque no cabe descartar que en unos cinco años ese certificado, debidamente conservado, pueda obtener un alto precio como curiosidad histórica en Alibaba, el gigante comercial chino.

Air Europa y el Petro

Las imágenes publicadas por la vicepresidente Ejecutiva, Delcy Rodríguez, mostrando a integrantes de la misión de expertos económicos de China comprando un Petro con yuanes y recibiendo su papelito, no sorprende.

Más curioso fue el anuncio del Vicepresidente del Área Económica, Tarek El Aissami, el mismo lunes 29, sobre el acuerdo del Gobierno con Air Europa. De sus declaraciones pareciera desprenderse que Maduro le entregaría a esa empresa, específicamente al grupo del cual forma parte, Globalia, la administración de los aeropuertos del país y algunos hoteles. Esto puede ser el mecanismo que consiguió la aerolínea española para recuperar los fondos retenidos en bolívares producto de la venta de pasajes.

Pepe Hidalgo, presidente de Globalia, había calificado esos fondos retenidos (más de 200 millones de dólares) como “una deuda muy gorda” cuando anunció su aprovisionamiento en 2016, lo cual supuso que reflejase pérdidas en ese año fiscal. Pero a la vez manifestó que confiaba en recuperar los fondos un día porque “la esperanza nunca en la vida se puede perder”.

El Aissami vinculó el acuerdo con el Petro, sin mucha explicación. Una interpretación es que la empresa española aceptó documentar los fondos atrapados en Venezuela como inversiones en activos fijos pero usando el Petro como unidad de cuenta. Quizás esperan proteger así los fondos congelados de la pertinaz devaluación. Sin embargo, llama la atención que siendo el acuerdo anunciado un evento material para las finanzas del grupo, no haya habido hasta ahora confirmación o anuncio oficial por parte de Air Europa o Globalia.

Esto presagia lo que puede ser una estrategia para forzar la aceptación del Petro: condicionar el pago de deudas o el acceso a fondos atrapados, al uso del Petro como unidad de cuenta o, incluso, como activo representativo. Quizás así el gobierno aspira usar el Petro como la tijera que recorte las deudas y fondos retenidos por el control de cambios.