konzapata.com

El regaño internacional que los líderes de la oposición no pueden ignorar

viernes 02 de noviembre de 2018, 21:30h
Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Ya se siente en Colombia. En España. En Argentina. En Estados Unidos. Se oye el reclamo para que la oposición se una. Lo que ha dicho Francisco Santos, embajador de Colombia, nunca estuvo mejor dicho. La dispersión es lo peor y “ellos están esperando a que otros le resuelvan los problemas”.
Francisco Santos  le habló claro a la oposición venezolana / @CNNEE
Ampliar
Francisco Santos le habló claro a la oposición venezolana / @CNNEE

Aquí lo hemos anotado una y otra vez. ¿Por qué es tan difícil la unidad opositora? Y hemos anotado lo que se afirma en círculos de poder de otros países. En Colombia, en España, en Argentina, en Estados Unidos. Ahora declara el embajador de Colombia ante los Estados Unidos y alerta sobre la unidad opositora. Francisco Santos lo dijo casi con las mismas palabras del presidente Iván Duque en privado: “La desorganización de la oposición “es la peor parte. Ellos están esperando que sean los otros los que les resuelvan los problemas, y eso es un gran error. Nadie lo va a hacer por ellos”.

Nunca mejor dicho. Nunca mejor expresado. No hay unidad. Esa es la peor parte. Y esperan, los líderes, que vayan los otros a que les resuelvan los problemas. Que vaya Colombia. Que vaya los Estados Unidos. Que vaya España. Que vaya Canadá. O que vayan todos , juntos, el Grupo de Lima, y Brasil.

Hay un documento del Departamento de Estado que dice lo siguiente: “La oposición carece de unidad, una visión convincente y un mensaje claro para el pueblo venezolano, así como un plan para gobernar”.

Hay un documento del Departamento de Estado que dice lo siguiente: “La oposición carece de unidad, una visión convincente y un mensaje claro para el pueblo venezolano, así como un plan para gobernar”. Aun así, Estados Unidos se mantiene del lado de los demócratas. Aún así, Francisco Santos le declara al Nuevo Herald y al Miami Herald que “Si ellos muestran el camino, eso le va a quitar el costo a muchos de los gobiernos de la región para poder actuar. Y esos gobiernos, simplemente dirán ‘bueno, nosotros vamos a hacer esto con ustedes”.

Y lo primero es la unidad. Que es la forma de mostrar, como dice Santos, el camino. Hasta ahora, han querido hacerlo al revés. Que suceden los acontecimientos y luego ¿qué? En tal sentido, el documento del Departamento de Estado es explícito: “Los líderes de la oposición están deseosos de incrementar la presión internacional pero no están preparados para la eventualidad de que esta presión pudiera provocar un dispositivo transitorio de vuelta a la democracia”.

O lo que es lo mismo. La comunidad internacional está consciente de la situación. Santos no va a hablar por hablar. Es vocero de un espectro más amplio. Y tiene significado que las declaraciones las ofrezca a medios de la zona desde donde opera en Estados Unidos buena parte de la dispersa oposición, aunque con recursos financieros. Y tiene significado siendo que es el embajador de Colombia, el país más impactado por la crisis venezolana.

No hace poco, las Academias Nacionales levantaron la voz. Clamaban por la unidad. Actuar bajo una misma dirección y con un mismo propósito. Hacia “el objetivo supremo del cambio político”. Los académicos gritan que se “supere la decepcionante desunión que ha prevalecido”.

Lo primero que se logró en Chile fue la unidad. Y es lo primero...

Leer más

La paradoja es que los voceros opositores, cada uno por su lado habla de unidad. Y habla de la crisis, y del gobierno de Nicolás Maduro que ha llevado al colapso al país, a las instituciones, a PDVSA, que ha empujado a millones de venezolanos hacia el éxodo. Ajá. Pero ¿qué hacen para enfrentar la crisis? Desunirse. Son expertos en análisis. Son expertos en diagnóstico de crisis. Y son expertos en desunión.

Hoy mismo, nuestro analista, Ezio Serrano Páez, aborda la situación de la unidad desde la perspectiva de la Asamblea Nacional. Y señala: “Porque la Asamblea Nacional es el cuerpo organizado representativo del interés común, o del interés general, como dirían los padres fundadores. Si ha fallecido es porque se dispersó movido por las parcialidades. Pero el muerto revive si los partidos suspenden por un tiempo muy breve sus naturales y legítimas aspiraciones particulares y se abocan a la defensa del interés general. Se bañarían de gloria con una sola acción: abocarse a la tarea que reclama la nación. Esto es, salir de Nicolás Maduro para restablecer la República”.

La dispersión no conduce a la victoria. Una vez hubo unidad y se ganó la Asamblea Nacional. Se perdió la oportunidad de negociar, en posición de fuerza, con el Gobierno, porque no hubo unidad. Y hoy hay sectores que plantean desde el golpe de Estado hasta la intervención militar y otros que se empeñan en participar en elecciones. Así no se llega al objetivo supremo.