konzapata.com

Donald Trump asusta a los electores con el fantasma del socialismo en Venezuela

lunes 05 de noviembre de 2018, 22:00h
Juan Antonio Avellaneda.- Este martes hay elecciones en los Estados Unidos. Los comicios son conocidos como midterm elections. Se celebran a mitad de periodo presidencial. En ellas las ciudades, estados ycondados hacen referéndums sobre algunos temas, se eligen gobernadores y alcaldes en la mayoría del país y, lo más importante, se vota por senadores y diputados al Congreso.
Donald  Trump se faja en Florida y Texas / Flickr: Gage Skidmore
Donald Trump se faja en Florida y Texas / Flickr: Gage Skidmore

Históricamente han sido procesos con participación moderada de votantes. Suele suceder en este tipo deeventos. En algunos lugares se vota por senador, diputados, gobernador, alcalde, jueces de paz, jueces de distrito y algunos referendos. Sin embargo, este año es distinto.

En ambos estados la presencia de inmigrantes y exilados venezolanos es evidente. Además que por razones de negocios y petroleras Venezuela es un país conocido por la población americana de estas entidades.

El estilo de Donald Trump ha convertido este proceso electoral en algo más. En una especie de referéndum sobre su gestión. Con frases como “el que no vote por mis candidatos vota en contra mía”,Trump ha personalizado el evento como nunca antes. De hecho aunque mañana es el día de la elección,las urnas ya han estado abiertas desde hace 10 días y ya se registra récord de asistencia. ¿Se batirá el récord? ¿Será una participación masiva?

Wall Street y los expertos en política vaticinan que el Partido Republicano mantendrá la mayoría delSenado y el Partido Demócrata recuperará la mayoría en Diputados.

Según encuestas del Wall Street Journal y la cadena de televisión NBC de este domingo, se da como un hecho el resultado que esperan los mercados.

Si el Partido Republicano mantiene la dos cámaras como ocurre ahora, lo mercados reaccionarán más en tendencia positiva. Pero si los demócratas logran las dos cámaras, la volatilidad en los mercados aumentaría de forma sustancial. A este resultado, aunque posible, se le da poca probabilidad.

Las batallas de Texas y Florida

En esta intensa campana electoral, llevada a un nivel de insultos, agresividad nunca vista antes y atribuida por muchos a la forma de ser de Donald Trump, hay dos batallas donde el tema Venezuela ha sido usado por el presidente de los Estados Unidos. Florida y Texas.

En ambos estados la presencia de inmigrantes y exilados venezolanos es evidente. Además que por razones de negocios y petroleras Venezuela es un país conocido por la población americana de estas entidades.

En el caso de Florida, los sondeos registran un empate técnico por el puesto al Senado entre el demócrata Bill Nelson y el Republicano Rick Scott, actual gobernador y político muy activo en las sanciones al gobierno de Nicolás Maduro. También se aprecia una pequeña ventaja por la gobernación entre el demócrata Andrew Gillum y el republicano Ron Desantis.

La lucha de las elecciones de mitad de período en EEUU va...

Leer más

Un triunfo de Nelson y Gillum sería un duro golpe para los republicanos en Florida que además es un lugar consentido por Donald Trump por la cantidad de propiedades que él tiene allí; una especie de segundo hogar.

Dicho esto, Trump ha incluido en sus discursos de apoyo a Scott y Desantis el tema Venezuela, diciendo que los contrincantes demócratas apoyan el modelo socialista venezolano, e insinuando que perder esa gobernación sería un retroceso en el proceso de presión sobre el gobierno de Maduro.

En el caso de Texas ha ocurrido algo inesperado. Un bastión republicano por excelencia ve por primera vez en casi tres décadas la posibilidad de perder su asiento al Senado. Y es que el actual senador por ese estado, el republicano Ted Cruz, ha visto que su relección se complica debido a que Beto O’Rourke, un carismático texano descendiente de irlandés y mexicana, perfectamente blingue español-ingles, ha logrado avanzar hasta el punto de que Ted Cruz solo lo aventaje por 4%, según las últimas encuestas. Esto es significativo, en vista de que en Texas los republicanos ganaban siempre con dos dígitos.

Una victoria de O’Rourke, además de ser un golpe mediático y moral para el presidente Trump, puede darle la cámara de senadores a los demócratas. Ante este situación, Donald Trump ha escrito en Twitter: “Si no quieren que Texas sea Venezuela voten por Ted Cruz”.

Igualmente, Trump se ha visto en la necesidad de hacer grandes mítines en Dallas y Houston. En losdiscursos ha mencionado a Venezuela afirmando que una victoria de O’ Rourke significa seguir el caminodel socialismo venezolano.

Se nota que una elección regular legislativa y municipal que se lleva haciendo en la mitad del periodo presidencial por más de 200 años, se ha convertido en un tema mundial dado al estilo de Donald Trump sin que su nombre esté en ninguna de las papeletas electorales.

Se verá si el uso de Venezuela y el peligro del socialismo en Estados Unidos es una herramienta efectiva o no en materia electoral.

Sea cual sea el resultado, preocupa que Venezuela se convierta en una herramienta electoral para los políticos norteamericanos, por lo que se pierde el incentivo de buscar una solución y ello implica que es mejor siempre tener el tema vivo antes que solucionarlo.