konzapata.com

La carta urgente que tiene en su Despacho el presidente de Colombia

martes 06 de noviembre de 2018, 17:50h
Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- El presidente de Colombia, Iván Duque, tiene la carta en el Despacho. La solicitud urgente que le hace un expresidente de la República para que convoque con carácter de urgencia un Consejo Superior de Relaciones Exteriores con el fin de que analice la situación con Venezuela. Y de manera particular lo que está ocurriendo en la frontera.
¿Abrirá canales  de comunicación Duque? / Foto: Gobierno Colombia
¿Abrirá canales de comunicación Duque? / Foto: Gobierno Colombia

La carta fue enviada al Despacho Presidencial mucho antes de que se produjeran los incidentes en el estado Amazonas de este fin de semana. Como se sabe, un enfrentamiento entre efectivos de la Guardia Nacional y grupos irregulares terminó con un saldo de tres militares muertos y varios heridos. El ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, condenó el ataque del grupo irregular. Y fue convocada una reunión de la Vicepresidencia Sectorial de Soberanía Política, Seguridad y Paz, para evaluar estrategias para la defensa de la soberanía nacional.

Antes, ya Padrino López había señalado que Colombia busca un incidente fronterizo usando grupos armados. Aquí en KonZapata publicamos la semana pasada una entrevista exclusiva con el expresidente de Colombia, Ernesto Samper, quien alertaba de estos incidentes. De lo que pueden producir estos incidentes.

Antes, ya Padrino López había señalado que Colombia busca un incidente fronterizo usando grupos armados. Aquí en KonZapata publicamos la semana pasada una entrevista exclusiva con el expresidente de Colombia, Ernesto Samper, quien alertaba de estos incidentes. De lo que pueden producir estos incidentes. De lo que pueden desatar, justo en estos momentos en que no hay comunicación entre los gobiernos de Duque y Nicolás Maduro. Y Padrino López confirma la falta de comunicación cuando señala que “el Gobierno de Colombia se ha negado a conversar de las cosas que son comunes”.

Los riesgos de lo que puede provocar un incidente, van más allá de toda conjetura. De hecho, este lunes, en un programa en el canal oficial VTV, el constituyente Hermán Escarrá comparó el suceso con un acto de provocación. Y dijo más. Que lo que se busca es que la provocación sea tal para que "nosotros respondamos de otra manera".

Colombia emitió este lunes un comunicado en el que señala que "estará atento a facilitar toda la colaboración que sea requerida, mediante las vías de cooperación judicial, para asegurar el castigo a los responsables de este lamentable hecho, en el entendido de que la lucha contra el terrorismo es un deber de todos los Estados". Notemos que la nota limita la cooperación a la instancia judicial.Padrino López sabe la realidad aunque diga lo contrario / Foto: Ministerio de la Defensa

Así están las cosas. No solo en apariencia. Sino en la realidad. En la frontera operan grupos irregulares a sus anchas. En Amazonas la situación se agrava por la participación de esos grupos en el control de áreas por la explotación de oro en el Arco Minero. Los grupos, ELN y FARC, sin embargo, vienen operando con soltura y libertad desde que el chavismo tomó el poder. La situación ahora se agrava. Hemos estudiado esta realidad en el libro Doña Bárbara con Kalashnikov.

Es el mismo Samper quien viene alertando sobre los tambores de guerra. Que hay que silenciarlos. Y los incidentes provocan que los tambores suenen más. De hecho, en las primeras declaraciones, Padrino López achacó el problema fronterizo a la situación interna de Colombia: Que es “producto de esa guerra interna que el Estado colombiano no ha tenido la capacidad de resolver a lo largo de más de 60 años y eso coloca a Venezuela como víctima de la agresión colombiana y de sus grupos violentos que pretenden pasar para acá”.

La expresión no es feliz. Porque el ministro sabe lo que ocurre. Sabe lo que hay en el Arco Minero. Sabe cómo operan los grupos irregulares en la frontera. Desde el Zulia hasta el Amazonas. Y sabe de cuáles grupos se trata. La declaración, le ofrece argumentos a quienes desde Venezuela y Colombia golpean los tambores.

De allí el alerta de Samper. Quien señala que lo peor que puede ocurrir es una guerra entre Venezuela y Colombia. Y hay sectores interesados. De lado y lado.

Y de allí la carta enviada a Duque por un expresidente cuyo nombre no fue relevado a este medio. Se le pide a Duque que Colombia analice la situación y define una política. Lo primero es la comunicación. Lo primero sería abrir canales de comunicación entre ambos gobiernos. Nunca los canales habían estado tan rotos como ahora.