konzapata.com

Se acerca el 10 de Enero y estas horas son cruciales para la oposición

martes 13 de noviembre de 2018, 16:00h
Por Orlando Zamora.- Este es otro momento de juego inteligente por parte de las fuerzas democráticas del país. El escenario político, visto sobre la base del fracaso descomunal del socialismo populista, es, ahora, el más difícil para gobernar, pese a que el chavismo ya ha hecho un trabajo previo: instaurar un régimen blindado para estas y otras circunstancias.
El chavismo está derrotado a nivel internacional, y también en la calle. / Foto: Captura de Youtube
Ampliar
El chavismo está derrotado a nivel internacional, y también en la calle. / Foto: Captura de Youtube

La coraza institucional protectora le posibilita al chavismo burlarse y reinterpretar la Constitución; reprimir, incurrir en peculado y reclamar respeto soberano al imperialismo. Regalar dineros, corromper a una sociedad y llamarla revolución. Se afinca en el poder bajo los mecanismos más facinerosos del mundo y se permite no renunciar a él nunca más.

La descomunal fuerza no es de partidos; eso no es ni bueno ni malo. La lucha contra el chavismo en 17 años la realiza la espontaneidad o sociedad civil, como se le quiera llamar. Ha sido una pelea inédita pero con mucho sacrificio de sangre también. Lo de golpista no le calza a las fuerzas democráticas.

El adversario, mayoritario, único con capacidad de derrotarlo se muestra inhibido en los rounds estelares del pugilato final. En el fondo es comprensible. Constituye una fuerza monstruosa, pero espontánea, no tiene ni tendrá la máquina demoledora de las fuerzas de “liberación nacional” de Vietnam.

La descomunal fuerza no es de partidos; eso no es ni bueno ni malo. La lucha contra el chavismo en 17 años la realiza la espontaneidad o sociedad civil, como se le quiera llamar. Ha sido una pelea inédita pero con mucho sacrificio de sangre también. Lo de golpista no le calza a las fuerzas democráticas.

Poco se dice, pero el fracaso político de 2017, la represión técnica o no y la diáspora política han sido descomunales y la sociedad aún no lo asimila.

Ella es inteligente, le gusta jugar cuando cree que va a ganar, de pronto se abstiene, le cuesta pensar rápido, a veces va sola. Otras veces se hace dirigir por partidos que tampoco son buenos o malos, pero, que son más débiles que ella, y todos aspiran a dirigir el país desde su presidencia central. Esto no es negativo, aunque equivocan los tiempos. Ahora piensan más en quién será el próximo presidente sin aclarar primero la situación del que quieren reemplazar.

Es un contrasentido disponer de una sociedad civil sin partidos políticos. Muestra de ello es que los que intentan la victoria sin maquinarias o maquinaritas chiquitas no han avanzado un metro. Luchar todos entre sí no es nada inteligente. El adversario consolida demasiado poder para retarlo sin estrategias inteligentes.

Tenemos, dijeron también, algo innegociable: nuestro...

Leer más

No estar unidos nunca será un impedimento definitivo para el éxito de la lucha y a pesar de las divisiones, el deber es triunfar. La sociedad por definición es plural, muchas ideas y propuestas. En ese sentido existirán siempre diferencias, pero forjadas en defensa de la democracia.

¿Qué hacer entonces?

El adversario está derrotado internacionalmente. En el interior del país, de haber elecciones democráticas sin la acción ventajista del Estado actuando por el Psuv, también el régimen estaría fulminado.

La Unidad no tiene que ser necesariamente un paso previo indispensable, se puede alcanzar en el camino y cuando se olfatea la victoria, al final espera la unidad de la diversidad que busca un cauce en el debate y elecciones libres.

El adversario está derrotado internacionalmente. En el interior del país, de haber elecciones democráticas sin la acción ventajista del Estado actuando por el Psuv, también el régimen estaría fulminado.

El período presidencial que completa Nicolás Maduro el 10 de enero de 2019 no es el mismo que el pretendido por el Presidente a partir de esa fecha, que alcanzó en elecciones ilegales, ventajosas, cuando la hiperinflación no consumaba el desastre final, ni se liquidaban los salarios.

¿Qué correlación de fuerzas pueden aspirar ahora que destruyeron más a la Nación? La tarea central de las fuerzas democráticas tiene que ser aprovechar al máximo la coyuntura que se crea después del 10 de enero, y exigir elecciones constitucionales libres avaladas por organismos internacionales sin las figuras electorales del pasado.

La oposición debe apoyarse en su condición mayoritaria para estar presente en cada escenario, cualquiera que sea, que reclame justicia social, equidad, respeto a las necesidades y vigencia plena de los derechos humanos. Insertarse también en los novedosos comandos inter gremiales no para cooptarlos sino para impulsarlos.

Plantear los conflictos y sus respectivas salidas o soluciones. Propuestas, que las tienen que sean creíbles y viables. La pelea es la movilización democrática activa y constructiva.

Exigir respeto total a la única Constitución de consenso mayoritario la de 1999. La otra es una vulgar reforma constitucional a destiempo, mal manejada, como una propuesta utilitaria, para preservar el poder sin aliento popular.