konzapata.com

La constitución de Maduro está casi lista: ¿Quién sabe qué va a pasar con ella?

miércoles 14 de noviembre de 2018, 15:01h
Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Se supone que ya termina el plazo para la recepción de propuestas que serán incorporadas al proyecto de constitución de Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y Hermann Escarrá. Se supone que ese proyecto se encuentra casi finalizado, y aún así los voceros de la Asamblea Nacional Constituyente chavista señalan que no hay documento oficial. Que lo que hay son muchas ideas. Porque también se supone que 22 comisiones han trabajado “incansablemente” en la recepción de las ideas, algunas promovidas de manera individual y otras de grupos sectoriales. Por ejemplo, hay varias propuestas de preámbulo. Se habla de cuatro.
A Maduro se le acaban varios plazos. / Foto: Sputnik
Ampliar
A Maduro se le acaban varios plazos. / Foto: Sputnik

Ayer martes lo dijimos. La constitución de Maduro y CIA se le ha convertido en un problema. En un lío. Tanto que cada día los voceros se sienten en la obligación de aclarar que no hay proyecto como tal pese a que, repetimos, aquel está casi terminado y ahora tiene que ser remitido a la llamada Comisión Constitucional que preside Escarrá, que a su vez lo limpiará de “impurezas” y una vez hecho esto, el texto será objeto de dos discusiones en la plenaria de la ANC.

Más poder para las comunas, ha dicho Escarrá. Función legislativa para las comunas, ha precisado el constituyente impoluto. Más democracia participativa, afirma. Y más democracia participativa teniendo como eje al poder comunal. Dicho esto, hay que señalar que guerra avisada no mata soldado.

Pero el chavismo está a la expectativa con la constitución de Maduro. El “secretismo” es lo que más critican. Por lo tanto, los voceros tienen que repetir que no hay tal proyecto oficial. Pretenden calmar a aquellos chavistas que desconocen el avance del texto. A pesar de que ya son conocidas algunas ideas que tienen que ver con la incorporación de piezas que le otorgan más poder a las comunas, y que será creada una Asamblea Nacional bicameral que incorpora la cámara de las comunas en calidad de cámara alta, dejando a la actual cámara de diputados como cámara baja. De modo que la AN ya debe estar prevenida al respecto. Se sabe que esta propuesta es del propio presidente de la Comisión, Hermann Escarrá. Así que nadie se la va a borrar del texto. Porque, se supone, Escarrá sigue al pie de la letra lo que diga Maduro, de quien cree que es un genio.

Más poder para las comunas, ha dicho Escarrá. Función legislativa para las comunas, ha precisado el constituyente impoluto. Más democracia participativa, afirma. Y más democracia participativa teniendo como eje al poder comunal. Dicho esto, hay que señalar que guerra avisada no mata soldado.

¿Pero por qué no termina de darse a conocer al texto? Ayer teníamos la versión de los factores enfrentados. Del madurismo y el cabellismo. Enfrentados por “detalles” como hasta cuándo extender la vigencia de la ANC, si el proyecto va a referendo o no, y si va a referendo tendría que ser en el marco de unas elecciones totales de todos los poderes, incluyendo la Presidencia de la República.

Aquí hay gato encerrado. Algo pasa con la constitución...

Leer más

Otros analistas comienzan a sumar hipótesis. Y es que también aparecen en el escenario los que no quieren que haya referendo, que se trata de una idea que se manejó desde los inicios de la propia ANC. ¿Se someterá o no el proyecto a referendo? Ya Escarrá ha avanzado que la constituyente de Maduro es más representativa que la de Hugo Chávez en 1999. Siendo así, ¿para qué someter a referendo el proyecto? Tal postura es un problema que se sumaría al ya esperado evento del 10 de enero de 2019, fecha en la que termina el periodo presidencial de Maduro. O sea, ilegítima la ANC, ilegítima la constitución que salga del laboratorio de Maduro, Cabello y Escarrá, e ilegítimo Maduro. Un cuadro de conflicto.

Luego están los que quieren que haya referendo, temiendo lo peor: que se pierda. Aun así, señalan que hay que correr el riesgo. En esta propuesta se mezclan los que se inclinan por las elecciones globales, y los que también apuntan que la constitución es el punto de partida de una nueva ronda de negociaciones, que de eso hablamos en la nota publicada aquí en KonZapata, este martes.