konzapata.com

Estos son los factores del desastre agrícola y ganadero

miércoles 28 de noviembre de 2018, 15:00h
Por Orlando Zamora.- Cuando vaya al mercado y note que, hora tras hora, suben los precios de los productos agrícolas, piense en un modelo. Piense en el chavismo. Piense en un esquema de intervención. Piense en una política equivocada. Piense en ministros que fracasaron. Piense en la toma de tierras. En la estatización de empresas. Piense en todo ello. Y más. Y vuelva a mirar los precios.
Así dejó el campo al chavismo…sin ganado. / Foto: turismo.hoyadehuesca
Así dejó el campo al chavismo…sin ganado. / Foto: turismo.hoyadehuesca

La visión intervencionista y reguladora de precios se inició con fuerza en 2004 con el Indecu. Luego vinieron el Sada, Indepabis, la Ley de Precios Justos, Sundecoep, Sundee, Sunagro, las intervenciones militares, comunales y policiales.

PDVSA fracasó rotundamente con 17.000 funcionarios trabajando en un entramado de empresas agrícolas que no produjeron resultados, salvo la corrupción masificada.

Las invasiones, confiscaciones de 4 millones de hectáreas, expropiaciones, fallas eléctricas, carencia de infraestructuras, comocaminos adecuados, la inseguridad y la impunidad ante el delito. Todo afectó el campo y la agroindustria.

La destrucción del mercado cambiario restringió la compra de insumos, envases, semillas, fertilizantes, repuestos, maquinarias, remedios.

Las invasiones, confiscaciones de 4 millones de hectáreas, expropiaciones, fallas eléctricas, carencia de infraestructuras, comocaminos adecuados, la inseguridad y la impunidad ante el delito. Todo afectó el campo y la agroindustria. Además, losproblemas laborables, la imposición de horarios impracticables.

El estado monopolizó las licencias de importación de leche, trigo, azúcar. Incumplió con los subsidios agrícolas. Y la banca,ahora más que nunca con encajes del 40%, está incapacitada para ofrecer financiamiento oportuno y adecuado.

El sistema de vigilancia y controles gubernamentales le otorgaron patente de corso a la Guardia Nacional Bolivariana, a gobernadores y a las policías a todos los niveles estatales para entorpecer el libre tránsito de bienes incrementando la discrecionalidad convertida en corrupción total.

El gigantesco aparato público socialista productor y distribuidor de alimentos llamado Sisso fue el más rotundo de los fracasos admitido, incluso, por Nicolás Maduro en cadena nacional.

El drama de la rápida subida de los precios lo mide todo...

Leer más

En 20 años, las 12.000 empresas manufactureras se redujeron a 4.000 que trabajan a un 22% de su capacidad instalada, destruyendo 150.000 empleos directos.

Finalmente, el sistema de repartos de los Clap favorece a la empresa de México y destruye la industria nacional. Pero es la táctica roja ante la destrucción del aparato agroindustrial con el fin de aparentar equidad y normalidad en un país sumido en ruinas y sin perspectiva alguna.